Anders Holch Povlsen y su esposa han sido padres de gemelas apenas once meses después de fallecieran tres de sus cuatro hijos en los atentados de Sri Lanka.


Anders Holch Povlsen, el dueño de ASOS y uno de los hombres más ricos del mundo, acaba de convertirse en padre de nuevo. El magnate y su esposa Anne han vuelto a ser papás menos de un año después de que perdieran a tres de sus cuatro hijos en los múltiples atentados que asolaron Sri Lanka en la Semana Santa de 2019.

Anders Holch Povlsen, el dueño de Asos, entierra a tres de sus cuatro hijos con mucho dolor

Hace casi un año, el Domingo de Pascua, el propietario de la firma Asos y su familia disfrutaban de sus vacaciones de Semana Santa en la ciudad de Colombo, en Sri Lanka. Allí les sorprendieron los ataques terroristas que asolaron el país tras una serie de ataques con explosivos en tres templos cristianos y cinco hoteles de lujo. Uno de ellos era el hotel Shangri-la, donde sus hijos desayunaban cuando una serie de bombas detonaron parte del edificio. Anders y su esposa perdieron a tres de sus cuatro hijos en aquellos devastadores ataques.

Poco después de enterrar a sus hijos, el matrimonio compartía su gratitud ante las numerosas muestras de condolencia recibidas. «Todas las palabras de consuelo recibidas nos han fortalecido y nos han tocado los corazones. Nuestros pensamientos y condolencias están con todas esas otras familias inocentes que también han perdido a sus seres queridos en la tragedia de Sri LankaDentro de nuestra inmensa pena, estamos especialmente agradecidos al hecho de que aún estamos unidos junto a nuestra querida hija, Astrid. La querida memoria de nuestros tres hijos, su maravilloso espíritu y sus almas siempre estarán en nuestros corazones», decían en un anuncio publicado en tres diarios escoceses en mayo del pasado año.

Padres de «dos perfectas gemelas» menos de un año después de la tragedia

Hoy, a través de un comunicado se ha informado de que la familia ha dado la bienvenida a dos nuevos miembros. «Este miércoles 11 de marzo, Anders Hols Povlsen y su esposa, Anne Storm-Pedersen, han sido padres de dos perfectas gemelas después de un buen embarazo y un parto sin complicaciones. La familia está indescriptiblemente contenta tanto por la llegada de estos dos pequeños milagros a los que están deseando conocer como porque ellas suponen un motivo de alegría y de reafirmación de la vida para nuestra familia», detalla el escrito. Su mensaje ha sido publicado en el diario danés ‘Jylland Posten’.

Se trata de dos gemelas que han nacido apenas once meses después de que Alma (15 años), Agnes (12) y Alfred (5), tres de sus cuatro hijos, perdieran la vida. Ahora, el matrimonio y a su hija Astrid seguro que reciben a estos dos retoños como un regalo de la vida, un verdadero soplo de aire fresco tras el drama que les ha tocado padecer.

Con el objetivo de celebrar el nacimiento de las niñas se han colocado dos banderas danesas en el edificio de la compañía de Anders, en el puerto de Aarhus, la segunda ciudad más grande de Dinamarca. Muy cerca de allí, en el castillo neoclásico y ex palacio real de Constantinsborg, vive el multimillonario empresario con su recién ampliada familia. Una familia que, a pesar de su riqueza, siempre mantuvo costumbres poco elitistas. Antes de los atentados, sus hijos estudiaban en un colegio público de dicha ciudad. Y es que para Anders Holch Povlsen, nacido en el seno de una familia trabajadora, es importante que sus vástagos sepan manejarse «con gente de todo el mundo y perteneciente a muy diversos ámbitos sociales».

El empresario danés, de 47 años, es el hombre más rico de Dinamarca, y el segundo terrateniente privado más grande del Reino Unido (posee más del 1% de las tierras de Escocia). También es el mayor accionista del sector de la moda por Asos, y el segundo mayor minorista por Zalando. Es el CEO de la cadena de ropa internacional Bestseller (que incluye Vero Moda y Jack & Jones), una empresa fundada por sus padres y de la que se convirtió en único propietario con apenas 28 años.

Su fortuna se calcula en unos 7.000 millones de euros. Hasta que tuvo lugar la tragedia que les arrebató la vida de sus hijos, poco o casi nada se sabía de su vida privada.

La conmovedora carta del dueño de ASOS tras la muerte de tres de sus cuatro hijos