En sus redes sociales, el hijo de Kiko Matamoros habla de manera sincera de los beneficios que le ha aportado recibir la ayuda de un terapeuta.


Desde que rompió con Carla Barber, Diego Matamoros se ha mostrado muy reflexivo en las redes sociales. A raíz de terminar su noviazgo con la exmodelo y doctora, el hijo de Kiko Matamoros ha compartido infinidad de veces sus pensamientos más profundos en su cuenta de Instagram. Un perfil que utiliza como canal de comunicación con sus más de 433.000 seguidores y en el que plasma de manera muy honesta lo que le sucede cada día, así como lo que le hace sentirse feliz, lo que le inquieta o lo que piensa en determinados momentos. Una de las cosas más destacadas de su día a día es que ha sido capaz de adquirir importantes aprendizajes.

«Ocultar la realidad no hace ningún favor a nadie»

Este jueves, el ‘influencer’ ha hablado abiertamente sobre los beneficios que le reporta la ayuda de un especialista en su camino hacia el desarrollo personal. A corazón abierto, el joven ha escrito unas líneas en su perfil de Instagram en las que explica de manera clara qué le lleva a mostrarse siempre tan sincero. «Ya os dije hace tiempo que no os mentiría sobre mi vida, mis situaciones cotidianas o mi estado anímico, creo que ocultar la realidad no hace ningún favor a nadie, de hecho mostraros mi día a día en la forma de lo posible hace que podáis conocerme más», arranca diciendo.

Diego Matamoros
Redes sociales

Asimismo, señala que «conocer a alguien que no se había mostrado tal cual como era, con mis cosas (como todos) pero que siempre he preferido guardarlo para los míos, donde siempre he fomentado (sin quererlo) el debate con los ellos del: por qué no te conocen/te muestras tal cuál eres».

Gracias a la terapia ha logrado «ver que de las cosas negativas se pueden sacar cosas positivas»

«A día de hoy estoy viviendo un periodo brillante, donde el poder haber hecho un trabajo de introspección profundo me ha hecho verme desde otra perspectiva», añade. A continuación detalla lo bien que le ha sentado haber pedido ayuda a un especialista para coger perspectiva. «El ir a mi terapeuta para ver dónde fallaba YO, y hacerme ver que de las cosas negativas SIEMPRE se pueden sacar cosas MUY positivas, estudiar diseño de interiores 💙, el haber sabido “soltar”, el desear el bien a quién ya no es parte de tu día a día, el quererse más y mejor, agradecer cada día todo lo bueno, pero sobre todo poder mostraros algo que ya es fácil para mí, YO», zanja. «Así que, sí, esta es mi cara».

Diego Matamoros
© Redes sociales.

No cabe duda de que Diego Matamoros atraviesa una etapa de cambios, de aprendizaje y de crecimiento. Se siente bien consigo mismo y así lo ha hecho saber. «Yo estoy solo, soltero y muy feliz de esta etapa de conocimiento e introspección, pura creatividad», ha recordado.

También ha destacado la importancia de mantener una «actitud positiva en la vida», especialmente «cuando las cosas no están bien, cuando te atrapas en ti mismo y no eres capaz de asimilar lo que la vida te da y te encierras en “NOES”. Para el joven, «ser capaz de mantener una actitud positiva en cualquier momento, frente a cualquier dificultad no es tarea fácil. No se trata de pensar todo va a ir bien en determinados momentos, de darse golpecitos en la espalda y esperar que todo mejore por sí solo. Hay que trabajar la actitud, en cada momento del día, mientras se trabaja duro en todo lo demás».