Dani Rovira ha querido mostrar cómo su cuerpo ha recuperado el esplendor con un vídeo en el que aparece dándole una paliza a un saco de boxeo


Dani Rovira ha dado un ejemplo de superación, no solo por recuperarse del cáncer que padecía, sino también por cómo ha salido de la enfermedad y ha recuperado el esplendor de su cuerpo gracias a retomar el deporte. El actor anunció el pasado mes de marzo que le habían diagnosticado un linfoma de Hopkins, justo cuando España estaba preocupada por el confinamiento ante el imparable avance del coronavirus. Él luchaba por su vida mientras todos luchábamos por salir airosos de la cuarentena. Nunca le faltó humor, clases magistrales de optimismo y mucho deporte, mientras el resto se quejaba de cuestiones tan banales como que se aburrían en casa o que deben utilizar mascarilla para proteger, entre otros, a personas que, como Dani Rovira, tienen que lidiar con un cáncer en plena pandemia.

 

Pero a Dani Rovira no se le ha ocurrido hacer crítica y tan solo ha querido utilizar sus redes sociales para dar buenas noticias sobre su evolución en su lucha contra el cáncer. También sobre cómo ha logrado recuperar la salud, los trabajos que se trae entre manos, muchas fotos de sus perros y alguna que otra curiosidad que le llama la atención. Pero si algo ha sorprendido a sus seguidores es ver lo pronto que el actor ha retomado la dura rutina de ejercicios que le han devuelto el musculoso cuerpo que el tratamiento contra el cáncer dejó por el camino.

Un vídeo en el que aparece entrenándose en boxeo mientras le propina una paliza a un saco de arena ha conquistado a todos y es que los golpes que el actor propina son toda una declaración de intenciones: “Y la rabia salió despavorida. Nadie salió dañado. Yo me hice las paces y el saco se sintió menos solo”, escribía. Vea el vídeo.