Ibiza, Marbella, País Vasco y ahora Tarifa. Esta gira por España de Anita Matamoros este verano ha provocado que algunos de sus seguidores estallen contra ella, incluso hay quien la ha llegado a espetar «no pegas un palo al agua». Acusaciones que han llevado a la protagonista a manifestarse a través de sus redes sociales, en concreto en Instagram, lugar en el que se ha mostrado muy molesta, pues considera que ninguno de los comentarios que ha recibido están fundamentados en nada. Antes de poner rumbo a su nuevo destino, la hija de Kiko Matamoros ha dejado claro que su profesión de influencer le permite seguir trabajando desde cualquier punto del mapa, privilegio que le da la posibilidad de viajar sin cesar. «Me voy a Tarifa, antes de que haya un aluvión de comentarios súper originales diciéndome que no pego un palo al agua, ¿de qué trabajas? o que si no hago nada quiero deciros por si no lo sabéis que mi trabajo me permite llevarlo a cabo desde cualquier parte del mundo», ha comenzado diciendo.

anita-matamoros-1

No obstante, no ha sido el único asunto que ha querido puntualizar. Si bien la joven de 20 años tuvo que hacer un parón en su carrera en Italia debido a la crisis sanitaria que vivía el país y volver a España, Anita Matamoros ha comentado cuáles son sus planes universitarios para el próximo curso. «Creo que lo hago muy bien y aparte de eso estoy estudiando una carrera y en octubre sigo con ella», ha continuado. De este modo, la influencer ha tratado de enterrar cualquier rumor que exista en cuanto a su futuro como estudiante, pues además de recibir suculentos ingresos como prescriptora de moda, también está centrada en su carrera de Diseño de Moda en Milán.

Y, al igual que otros rostros conocidos como, por ejemplo, Alba Díaz, Anita Matamoros también ha recibido multitud de comentarios increpando ciertos hechos en plena tormenta por el COVID. La razón no es otra que las fotografías que la joven se realiza sin mascarilla, sin embargo, ella se ha justificado con que la retirada de la misma solo se produce cuando no hay nadie cerca y, por supuesto, cuando está permitido hacerlo. «También me atacáis mucho con el tema covid si hago una storie sin mascarilla es que en ese momento puedo, si no lo haría. Estoy igual de sensibilizada con vosotros con este tema», ha comentado. Profundamente indignada tras las críticas recibidas y después de que incluso su madre estuviera en el ojo del huracán por el mismo asunto, Anita ha revelado que sus tests dan negativos.

makoke

«No os preocupéis por mi salud porque la llevo muy al día, me hago las pruebas y los de mi alrededor también», dice Anita en su cuenta de Instagram. Con sus palabras la joven intentaría también zanjar cualquier rumor sobre la salud de su madre, quien se encuentra en el punto de mira después de que estuviera de fiesta sin mascarilla con Marta López y esta contrajera supustamente el coronavirus. Tal fue la repercusión de este hecho que incluso Mediaset ha decidido dejar de contar con ella y la ha despedido de manera fulminante.

Mientras Marta López firmó un jugoso contrato hace unos meses cuando estalló el ‘Merlos Place’ con la cadena por el que, según pudo saber SEMANA recibiría un total de 33.000 euros, todos sus planes profesionales se habrían ido al traste. Algo sobre lo que ha preferido no pronunciarse la ex gran hermana en sus redes, donde, por cierto, ha preferido desactivar los comentarios con el único fin de que la tormenta pase lo más rápido posible y sin mensajes o críticas negativas.

El verano de Anita Matamoros

Los asuntos anteriormente mencionados no han sido los únicos por los que se ha convertido en el centro de todas las miradas Anita Matamoros. También ha copado titulares por la nula relación que mantiene, a día de hoy, con su padre, Kiko Matamoros, al igual que por los problemas de salud que ella ha sufrido de manera inesperada tras su operación de pecho.

A pesar de que ninguno de sus seguidores fuera consciente de qué estaba pasando el día de su cumpleaños, la influencer reveló en su Instagram ‘la pesadilla’ a la que se enfrentó el 28 de julio. Y es que horas antes de la fiesta que le organizaron sus mejores amigos, tuvo que acudir al médico que le operó por segunda vez el pecho. «La mala suerte me persigue», comenzó diciendo en un vídeo de IGTV. «Me operé el pecho el 1 de junio por segunda vez y estaba súper contenta. Me hice una mastopexia y un aumento con prótesis…Se estaba curando súper bien y yo estaba muy contenta hasta que me fui de viaje y se me empezaron a abrir las heridas. Al rededor de las heridas en la aureola, como a infectarse. Cada vez tenía más heridas, fui al médico y me dijo que me echara unas cremas. Mejoró bastante, pero el día de mi cumpleaños me desperté con un moratón y como a la hora de comer empezó a salir líquido y se hizo un agujero. No entendíamos nada, a mi no me dolía nada…Me asusté muchísimo«, explicó Anita. En ese vídeo estaba tranquila, a pesar de los difíciles momentos que vivió hace algunos días, pues, por fin, todo ha pasado.

La joven de 20 años actualmente se encuentra bien y, por el momento, no tiene intención de pasar más veces por quirófano. «Se me infectó la prótesis y me dijeron que me tenían que quitar una y la otra no. Fuimos a urgencias y me hicieron un cultivo…el resultado era que las heridas eran unos estafilococos, algo habitual. Todo empezó porque, de alguna manera, mi cuerpo rechazó los puntos. Ahora me han puesto otros diferentes», añadió. Fue horas después de su cumpleaños cuando se desplazó al hospital en el que debían intervenirla. «Al día siguiente me metieron a quirófano y cuando me desperté de la anestesia me fui a mi casa», comentó.