Sean Connery se ha cansado de ser propietario de un trozo de paraíso, por lo que vende su mansión de Niza por 29,1 millones de euros. Quizá muy poco dinero teniendo en cuenta todo lo que ofrece esta mansión con historia cinematográfica


Sean Connery es uno de los portentos cinematográficos más importantes del Reino Unido, pero la vida le hizo recorrer el mundo, conocer los placeres que le ofrecían rincones recónditos del planeta, hasta encontrar el mismísimo paraíso. Para él, este enclave de lujo exclusivo estaba en Niza, en la capital misma de la Costa Azul francesa, donde el actor compró una lujosa propiedad que hacía las mieles no solo de los bolsillos más holgados, sino también de los amantes del cine en general y los apasionados de las tramas de James Bond en partículas. Y es que Sean Connery ha decidido vender su mansión, en la que se grabaron algunas escenas clave de una de las grandes películas del agente 007, ‘Nunca digas nunca jamás’.

La mansión de Sean Connery no podría ser más impresionante. Situada justo al frente del mar Mediterráneo y con unas vistas dignas de una película, el actor se enamoró de esta vivienda que ahora ha decidido poner a la venta por 29,1 millones de euros. Una villa al más puro estilo de la Riviera Francesa, tiene un diseño arquitectónico que data de los años 20 del pasado siglo. Una mansión titánica distribuida en cinco alturas que ahora busca nuevo propietario. Algo que no tendrá complicado si tenemos en cuenta todas las comodidades que ofrece esta vivienda, aunque quizá el precio que Sean Connery pide por ella eche atrás a aquellas fortunas más modestas o simplemente aleje a los curiosos que tan solo quieran admirar de cerca una joya cinematográfica como esta residencia de lujo.

Algunos de los aspectos que más llaman la atención de la casa que el actor Sean Connery pretende vender son sus impresionantes terrazas con vistas al mar. Algunas de estas terrazas están dispuestas para admirar la ciudad de Niza, mientras que otras miran directamente al Mediterráneo, así como el acceso directo que tiene hacia el mismo sin necesidad de salir de casa o cruzarse con los vecinos. Algún privilegio tendría desembolsar 29,1 millones de euros por una casa. Pero la lista de exclusivas comodidades no terminan aquí, dado que también cuenta con una impresionante piscina de agua marina situada justo sobre la bahía. Y no es la única, porque la casa cuenta además con una segunda piscina, esta vez cubierta en el interior de la vivienda, situada justo al lado del completo gimnasio, para refrescarse una vez que se haya completado la rutina de ejercicios.

Como decíamos, la vivienda que ha sacado al mercado Sean Connery por 29,1 millones de euros cuenta con cinco alturas, entre las que se distribuyen los cinco dormitorios a modo de suites. Unas amplias habitaciones diáfanas que cuentan con su propio baño privado, con espacios diversos para disfrutar de todas las comodidades. Además, cada habitación tiene su propia terraza, por lo que los invitados no tienen la necesidad de encontrarse con el anfitrión en caso de pasar unos días de asueto entre sus estancias. Eso sí, esto tampoco sería necesario, porque la villa cuenta además con una casa separada de la principal para acoger invitados.

Con todo ello, quizá 29,1 millones de euros parezcan poco dinero a cambio de ser de una mansión impresionante con historia y que perteneció al mismísimo Sean Connery. Y es que no solo te ofrece la oportunidad de presumir de impresionantes vistas, de lujosas comodidades y de espacios diseñados con todo lujo de detalles, sino que además entre sus estancias se grabaron escenas clave de ‘Nunca digas nunca jamás’, una de las cintas más reconocidas de la saga de James Bond, el agente 007 con licencia para matar y ahora también para vender mansiones de lujo, como así se muestran en las fotos cedidas por la inmobiliaria Top Ten Real State.