David Beckham y Victoria Beckham van a separarse durante una temporada, porque él quiere vivir en Miami y ella seguir en Londres con sus hijos. La prensa internacional ya habla de crisis en su matrimonio


Mucho desconcierto en el seno del famoseo de Reino Unido. Si el divorcio de Brad Pitt y Angelina Jolie fue tomado como el final en sí mismo del amor universal, al ser considerada la pareja más estable de Hollywood, lo mismo se podría considerar de los Beckham en Inglaterra. Forman una de las parejas de guapos con más éxito y es que más allá de sus respectivas carreras profesionales, por la que han amasado ingentes cantidades de millones, como matrimonio han logrado formar un equipo perfecto y una familia ejemplar. Sin embargo, para muchos medios internacionales, todo parece haberse ido al traste o eso es lo que se ha entendido tras el anuncio de la pareja de separarse durante una temporada, aunque sea alegando estrictamente motivos profesionales.

David Beckham y Victoria Beckham pasarán los próximos alejados el uno del otro. El futbolista, aunque parecía tenerlo todo y haber alcanzado todas sus metas, se ha propuesto triunfar más allá y centrarse en cuerpo y alma en su equipo de la MLS, el Inter Miami CF. Esto podrías ser buenas nuevas para la familia, si no fuese porque la revista ‘Closer’ ha desvelado que ha sido motivo de crisis entre ellos. David Beckham está decidido en hacer las maletas y trasladarse a vivir a Miami un tiempo para afianzar su nuevo proyecto y ver cómo evoluciona. No quiere irse solo, por eso le ha propuesto a su mujer que le acompañe a él y a sus hijos, puesto que habría dado por hecho que sus cuatro hijos se irían directamente con él a Miami. Y aquí ha estallado la guerra en el matrimonio, según aseguran desde la citada publicación.

El matrimonio Beckham forman un equipo de guapos con éxito desde 1997, que después ha dado paso a una gran familia con idénticas características: son guapos y todo lo que tocan se convierte en oro. Sin embargo, ahora podrían estar atravesando una crisis en su matrimonio. Después de pasar el confinamiento juntos en Reino Unido, David Beckham quiere agilizar el proceso para instalarse cuanto antes en Miami. Eso sí, Victoria Beckham se ha plantado y ya le habría dejado claro a su marido que si se marcha, lo hará solo y no con sus hijos. Ella no puede cambiar de país y menos irse a la otra punta del mundo, porque sigue adelante con su nueva línea de moda, tras unos duros meses de parón por culpa del coronavirus. Su marca de moda es sinónimo de triunfo, pero la crisis ha afectado a todo el sector y el lujo suele ser el más perjudicado en este tipo de situaciones.

“Los chicos están en una etapa crucial en la escuela, fundamentalmente Cruz y Romeo. Ahora que el aislamiento está comenzando a disminuir, ella está molesta al pensar que esta burbuja reconfortante en la que ha estado durante las últimas semanas, con David Beckham a su lado las 24 horas, los siete días de la semana, está llegando a su fin”, asegura una fuente cercana al matrimonio Beckham a la revista ‘Closer’.