Cayetano Martínez de Irujo ha estado el fin de semana en la UCI debido a la dolencia intestinal que padece, sin embargo, ya está fuera de peligro.


Este fin de semana se conoció el nuevo golpe al que está haciendo frente Cayetano Martínez de Irujo. El conde de Salvatierra se encuentra de nuevo hospitalizado debido a una dolencia intestinal, un problema de salud por el que el aristócrata ha tenido que permanecer en la UCI una vez más, tal y como confirmó su hermana, Eugenia Martínez de Irujo. «Está bien, tranquilo», dijo la duquesa de Montoro a su salida de la Clínica La Luz de Madrid. Pues bien, poco a poco su evolución es positiva y así lo demuestra el paso que acaba de dar, según Fernando Martínez de Irujo, quien ha explicado a los reporteros apostados en las inmediaciones de la clínica que está fuera de la Unidad de Cuidados Intensivos. Una excelente noticia si se tiene en cuenta que durante los últimos años ha pasado por numerosas ocasiones por el hospital debido a esta dolencia, una de las últimas fue en febrero de 2020.

Vídeo: Europa Press

Todavía se desconoce cuándo recibirá el alta hospitalaria, un momento que Cayetano está deseando que llegue y es que su entorno insiste en que esta enfermedad le está «dando mucha lata». Esta obstrucción intestinal le ha llevado a pasar por quirófano hasta en once ocasiones, lo que ha provocado que tenga el ánimo muy bajo. De hecho, en tan solo unos días uno de sus sobrinos, Carlos Fitz James Stuart está previsto que contraiga matrimonio, sin embargo, se desconoce si finalmente él podrá o no acudir debido a su estado de salud. Aunque fue él mismo quien ingresó por su propio pie por una gastroenteritis que se le terminó complicando, lo cierto es que en pocos días está recibiendo buenas noticias.

Ahora lleva ingresado desde el jueves y a pesar de que tan solo está centrado en ponerse bien e ir a casa junto a los suyos, es inevitable pensar en la gravedad de este problema de salud. Cabe recordar que en el año 2015 Cayetano sufrió una obstrucción que derivó en una peritonitis por la casi fallece, un durísimo momento sobre el que el propio Cayetano se pronunció. “Si hubiera llegado al hospital seis horas más tarde hubiera sido irrecuperable, hubiera tenido una paralización de órganos y la infección me hubiera entrado en la sangre”, comentó.

Vídeo: Europa Press

A su lado están no solo sus hermanos, que han acudido a visitarle para darle todos los ánimos que en este momento necesita, sino también su pareja, Bárbara Mirjan, quien ha sido vista en varias ocasiones en la clínica. Le visita a diario con el único fin de apoyarle en un mal momento para él, eso sí, no ha querido dar declaraciones sobre cómo se encuentra, demostrando así su discreción una vez más. A sus 58 años, Cayetano Martínez de Irujo fue intervenido por el médico Enrique Moreno de 81 años, quien le ha operado en varias ocasiones y quien para él es como un padre, ya que le ha salvado la vida en los últimos años, según él mismo.