Aprovechando que la Cumbre de la OTAN de 2022 llega a su recta final, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha ofrecido una cena a los invitados de la Alianza Atlántica y otros países participantes a esta cita de relevancia internacional. Por una noche, Museo del Prado de Madrid se ha convertido por un día en el restaurante de lujo en el que el mandatario ha organizado un banquete en honor a los jefes de Estado y de Gobierno de los países euroatlánticos. El político no ha estado solo ante tan importante reto. Lo ha acompañado su mujer, Begoña Gómez, quien ha ejercido de maestra de ceremonias. Siguiendo el impecable ejemplo de la Reina Letizia, -que anoche ‘debutó’ junto a Felipe VI en una cena de Gala sin precedentes en el Palacio Real-, la mujer del líder del PSOE se ha esmerado en recibir a los asistentes por todo lo alto.

CENA MUESO PRADO REPRESENTANTES OTAN
GTRES

La ocasión bien merece todos los esfuerzos para dejar bien alto el listón: nunca antes se había celebrado un foro como este, con todos los países de la OTAN presentes en la capital de España, así como el secretario general de la Alianza Atlántica, los presidentes del Consejo Europeo, la Comisión Europea y el Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y los representantes de Suecia, Finlandia, Malta, Chipre, Austria e Irlanda, invitados a la cumbre.

La mujer de Pedro Sánchez, Begoña Gómez, muy elegante con un vestido rojo

Begoña, ataviada con un vestido de largo midi en color rojo, estaba muy guapa. Y se ha mostrado muy atenta con los invitados. Uno a uno les ha dado la bienvenida en el interior de la pinacoteca, donde el chef José Andrés los deleitará con un menú excepcional compuesto por numerosos platos de vanguardia, pero de inconfundible sello español.

CENA MUESO PRADO REPRESENTANTES OTAN
GTRES

Los primeros en llegar han sido Emmanuel Macron y su mujer Brigitte. Después de saludar al presidente y a su mujer han admirado algunos de los cuadros del Prado. Y es que este ha sido precisamente uno de las ‘primeras actividades’ que se han llevado a cabo este miércoles. El encuentro, denominado ‘cena euroatlántica’, ha arrancado con una visita guiada y privada por la pinacoteca. Eso sí, aunque el recorrido se ha hecho de forma conjunta, en la cena el séquito se dividirá en dos. Por un lado, los líderes cenarán juntos con Pedro Sánchez a la cabeza. Por otro, sus parejas disfrutarán de la velada en otra sala, la llamada ‘Sala de las musas’.

La Reina Letizia ejerce de anfitriona horas antes de la cena oficial en el Museo del Prado

Esta separación entre líderes y sus parejas ha sido la tónica que ha marcado muchas de las actividades privadas de esta cumbre. Esta mañana, sin ir más lejos, hemos visto cómo la Reina Letizia ha presidido una intensa jornada de visitas a lugares de interés, como el Palacio Real de La Granja de San Ildefonso, la Real Fábrica de Cristales o el Museo Reina Sofía con los acompañantes de los participantes del encuentro internacional, la mayoría mujeres.