Amancio Ortega ha vuelto a ser protagonista de un agrio debate entre aquellos que aplauden que haya donado 8,5 millones de euros a Cáritas y los que le critican por su gesto solidario


Amancio Ortega ya no sabe cómo actuar para que todo el mundo esté contento, por eso ha optado por seguir haciendo lo que él considera correcto y lo que le ayuda a despertar cada mañana con la certeza de haber obrado como una buena persona. Eso ha llevado al dueño del gigante textil Inditex ha donar 8,5 millones de euros a Cáritas, para financiar proyectos destinados al apoyo de programas de empleo social para personas en riesgo de exclusión. Y, como ya sucediese cuando hizo lo propio donando una máquina de radioterapia de última generación a la Seguridad Social para luchar contra el cáncer, no se ha librado de recibir grandes críticas en las redes sociales.

El gesto solidario de Amancio Ortega ha sido uno de los temas candentes en las redes sociales este martes, generando un agrio debate entre aquellos que aplauden su decisión de reducir su patrimonio por el bien de los más desfavorecidos y aquellos otros que ven un interés personal en su acción. La mayor parte de los detractores del empresario más rico de España apuntan a que trata de lavar su imagen pública a golpe de talonario, tratando de ganarse el favor del público, a la vez que se beneficia de una reducción de impuestos al Estado con su donación. Parece que, como suele suceder, nunca llueve a gusto de todos.

Cabe destacar que SEMANA ha optado por no reproducir aquellos mensajes en redes sociales que insultan directamente a Amancio Ortega, seleccionando aquellos que, con respeto, se muestran en contra de su decisión de donar 8,5 millones de euros a Cáritas. No encontramos justificación a ataques tan viscerales, pero sí a las críticas, porque la opinión es libre.