Alejandra Rubio ha sabido rentabilizar muy bien la fama y cada semana confiesa algunos detalles desconocidos de su día a día. Sus inquietudes sobre el futuro, sus estudios universitarios, la relación agridulce con algunos amigos, cómo es su casa, los planes de futuro con su novio Álvaro, cómo lleva ser hija de famosos o cómo es su relación con algunos miembros de su familia son algunos de los capítulos de la vida de la hija de Terelu Campos que narra en primera persona en su canal de Mtmad. Cuestiones que nos acercan cada vez más a ella y que nos ayudan a conocer cómo es realmente Alejandra Rubio.

Hasta ahora, Alejandra Rubio no se había pronunciado sobre su desconocido hermano. Pero no es lo único que ha querido contar la nieta de María Teresa Campos a sus seguidores, dado que ha hablado en un nuevo vídeo sobre su infancia. Una etapa dorada en la que no han faltado baches que le han hecho madurar con obstáculos y golpes que le propinaba la vida. Cuestiones de las que ahora no se arrepiente, porque le han ayudado a ser quien es ahora mismo, pero de las que hace balance con la distancia que el tiempo le otorga. Un precioso repaso a los momentos clave de su infancia, con un recuerdo especial a sus padres, su abuela y también a su desconocido hermano.

1Un hermano alejado del cuore

Alejandra Rubio había respetado hasta el momento la decisión de su hermano, Sergio, de permanecer en un discreto segundo plano, alejado del negociado de su mediática familia. Sergio y Alejandra son hermanos por parte de padre, dado que llegó al mundo antes de su padre iniciase una relación con Terelu Campos.

2No se acuerda de vivir con su hermano

Alejandra Rubio ha confesado cómo es su relación actual con su hermano Sergio, 13 años mayor que ella. Teniendo en cuenta esta amplia diferencia de edad, se entiende que Alejandra no recuerde “nuestra convivencia juntos. Cuando he sido mayor, ya no he convivido con él, porque él ha hecho su vida”, confiesa la hija de Terelu Campos con pesar.

3¿Cómo es su relación ahora?

Tal y como ha confesado la propia Alejandra Rubio, su relación con Sergio es buena: “Tengo una relación fantástica con él, le adoro porque es mi hermanito”, reconoce. De hecho, no tiene reparos en mostrar una imagen de él para que todos sus seguidores vean “lo guapo que es”.

4La separación de sus padres

Uno de los varapalos que sufrió cuando aún era una niña fue la separación de sus padres, Terelu Campos y Alejandro Rubio. La pareja decidió dar por finalizada su relación en 2003, cuando ella aún era demasiado pequeña para comprenderlo: “No me acuerdo de cuando mis padres se separaron, porque yo era muy pequeña”, confiesa en su nuevo vídeo en MTmad.

5María Teresa Campos en su infancia

Como el leit motiv de su último vídeo es su infancia, Alejandra Rubio no podía dejar a un lado el papel decisivo que su abuela, María Teresa Campos, ha jugado en sus primeros años de vida. Como no podría ser de otra forma, habla con orgullo de la familia a la que pertenece, siendo su abuela el pilar fundamental de todas las relaciones y uno de sus ejemplos a seguir.

6Famosa por nacimiento

Alejandra Rubio también ha hablado sobre cómo se percató siendo una niña de que era famosa, dado que toda su familia aparecía en televisión y en las revistas del corazón. Pero lo que más le marcaba era el hecho de ser objetivo de los paparazzi: “Siendo ya un poco más mayor me escondía detrás de mi madre, me tapaba la cara. Yo decía, ¿esta gente por qué nos tiene que molestar?”.

7Pero, ¿ha tenido una infancia feliz?

Sí. Esto es uno de los puntos que Alejandra Rubio ha querido dejar claro: “Mi infancia ha sido súper guay, mientras tuviera buenas notas tenía unos Reyes Magos muy abundantes. Era la época a la que mi madre y mi abuela tenían mogollón de trabajo, les iba fenomenal”.

8Un mensaje de agradecimiento a sus padres

Como remate final a su vídeo, Alejandra Rubio ha querido mandarle un mensaje a sus padres, agradeciendo el buen trabajo que han hecho en su crianza y por regalarle una infancia feliz: “Amo a mi familia y a mis padres y los quiero mucho”, confiesa.