La princesa Victoria de Suecia y su esposo, Daniel Westling, han realizado una nueva aparición juntos. Hoy han acudido a la Escuela de Economía de Estocolmo, donde de nuevo se han dejado ver muy profesionales y sonrientes ante las cámaras.

Nunca hasta ahora la pareja había protagonizado tantos compromisos oficiales conjuntos. Una profusión de salidas que llega justo cuando ambos se han visto obligados a desmentir que su matrimonio esté en peligro.

Gtres.
Gtres.

Hace algunas semanas varios medios escandinavos apuntaron a una grave crisis entre ellos y hablaron hasta de traiciones durante las pasadas navidades (eso sí, nunca especificadas). Eso motivó que la Casa Real sueca intentara cortar el asunto de raíz, publicando el pasado 11 de febrero un breve comunicado en el que desmentía esas informaciones. Pero la cosa no paró ahí.

Apenas unos días más tarde, ya eran los propios Victoria (44 años) y Daniel (48) los que firmaban de su puño y letra otra nota aclaratoria negando que fueran a divorciarse. Alegaban que deseaban proteger a su familia. Recordemos que tienen dos hijos: la princesa Estelle, de diez años, y Oscar, de seis.

Gtres.
Gtres.

«Se están difundiendo acusaciones sobre traición en la relación y un divorcio inminente. En casos normales no comentamos rumores y especulaciones. Pero para proteger a nuestra familia, queremos dejar claro, de una vez por todas, que los rumores que ahora se están difundiendo son completamente infundados«, decían en su comunicado.

Aún así, los rumores no han parado del todo y ahora parece un empeño de unos y otros por llevar la razón. De parte de la pareja han decidido mostrarse en público juntos más que nunca. Normalmente es la princesa Victoria la que, aparte de sus padres los reyes, lleva el peso de la agenda oficial (al fin y al cabo es la heredera al trono), pero llama poderosamente la atención que desde entonces prácticamente en casi todos sus actos va acompañada su esposo. ¡No se pierden ojo!

Gtres.
Gtres.

Se desconoce si es algo programado a propósito o no. Si acaso se trata de una nueva estrategia para alejar (y acallar) los rumores de una vez por todas, encaminada a ofrecer la imagen de un matrimonio unido y sin problemas.

Victoria y Daniel se conocieron en 2003 en un gimnasio de la capital sueca, cuando él ejercía como su entrenador personal. Ahí surgió el amor y, después de superar muchos problemas e incluso sustos de salud (Daniel tuvo que ser trasplantado de riñón), al fin pudieron darse el «sí, quiero» el 19 de junio de 2010.

Camino de los doce años de matrimonio y con dos hijos en común, la princesa Victoria y Daniel residen en el palacio de Haga y continúan mostrándose como un equipo. Las imágenes que compartieron por su décimo aniversario de boda fueron de lo más románticas. En los últimos tiempos esa misma sonrisa se les ha agriado un poco, pero siguen juntos al pie del cañón.