La princesa Victoria de Suecia lanza un mensaje a favor de la sostenibilidad y la diversidad en la industria de la moda. Y no podemos apartar la mirada de su vistoso collar.


La princesa Victoria de Suecia es la primera en apoyar la moda de su país. Y ha sido ella misma la que ha inaugurado la Semana de la Moda de Estocolmo, que debido a la pandemia se desarrolla de manera digital (como ya ocurrió por primera vez en la edición del pasado agosto). La heredera escandinava dio un discurso en el que apostaba por la sostenibilidad y la diversidad en la industria. Vestida completamente de negro, la joven aparecía con una imagen muy sofisticada, en la que apenas conseguía distraer la mirada de su llamativo collar y sus grandes pendientes.

Victoria de Suecia, de pie en uno de los salones de palacio, se dirigió a su audiencia virtual: «Espero que pronto un negocio inclusivo de verdad sea la norma. Una industria de la moda donde se pueda ver a gente de diferentes procedencias; en las pasarelas y las campañas publicitarias, pero también en los equipos directivos. Una industria en la que haya sitio para todas las tallas y que sirva para liberar en lugar de limitar. Sé que muchos de vosotros trabajáis duro para conseguir este objetivo, rompiendo nuevas barreras, cambiando viejas costumbres. Como orgullosa portadora de la moda sueca, sigo este desarrollo con gran interés».

Casa Real de Suecia.

Efectivamente, Victoria de Suecia presumía de la moda nacional de arriba a abajo. La princesa lucía un jersey de cuello alto y manga francesa de la firma Filippa K., sobre el cual colocó un vistoso collar plateado de H&M, marca sueca consolidada internacionalmente; y unos pendientes largos de Ingy Stockholm, otra firma del país. El collar es de la línea eco Conscious, realizado con zinc reciclado y decorado con pedrería de cristal. Por cierto, una pieza que ya está agotada online. Así que Victoria daba ejemplo además de hacer patria.

H&M.

Por último, Victoria terminó su introducción diciendo: «La inclusión y la diversidad conducen a la innovación. Y a través de nuestra historia la innovación siempre ha sido lo que ha dado a las empresas suecas una ventaja sobre sus competidores. Espero que la industria de la moda sueca pueda ser una inspiración y un modelo a seguir por otros. Porque la diversidad no es una tendencia de moda. Es lo que somos. Somos diversos, y esa debería ser la manera en cómo hacemos las cosas ahora. En el mundo de la moda y más allá».