La princesa Charlotte crece a marchas forzadas, así lo pudimos ver evidenciado en su actitud durante el desfile más esperado del año. Con apenas 9 años, la mediana de los príncipes de Gales demostró capitanear con mucha soltura todas las exigencias protocolarias del Trooping of Colour.

Tarea nada fácil para una niña que no ha alcanzado aún ni los dos dígitos en su edad y que tenía puestos en ella los ojos de toda una nación que esperaban atentos escudriñar cada gesto en uno de los días más significativos para la Familia Real británica: el de la vuelta a la vida pública de Kate Middleton después de muchos meses de discreción y retiro.

La prensa británica posa sus ojos sobre la princesa Charlotte: las claves del cambio de su personalidad a examen

La princesa Charlotte apareció completamente renovada frente a los medios. Con una actitud impropia para su edad y que revela el alto grado de madurez que está llegando a alcanzar en unos momentos de lo más difíciles para su familia, la pequeña, ha demostrado que ya no es tan niña. Y es que, cabe destacar que se está enfrentando (siendo muy joven aún) junto a sus dos hermanos, Los príncipes George y Louis, a la complicada noticia de la enfermedad de cáncer de Kate Middleton y al consecuente tratamiento de quimioterapia al que se está sometiendo. Un trago de lo más amargo de digerir en la infancia.

 

Sus gestos revelan toda la madurez que ha tenido que asumir tras la enfermedad de Kate Middleton

Sus gestos revelan toda la madurez que ha tenido que asumir tras la enfermedad de Kate Middleton.

Gtres

La prensa británica no ha dejado pasar por alto el papel fundamental de la pequeña Charlotte como elemento cohesionador entre todos los miembros de la familia, pues su actitud no ha podido revelar mejor los cambios que está experimentando su personalidad, muy enfocada a estar “a la altura de las circunstancias” que necesita su madre. Algunos ya han calificado a su persona con un adjetivo sustantivado: Charlotte es una persona 'ala', dicho que quien sirve de apoyo e impulso para otros.

El paso al frente de la princesa Charlotte como 'mujer ala' de Kate Middleton: Las claves de su pronta madurez

Fue la primera aparición pública de Kate Middleton (42 años) desde su diagnóstico de cáncer en el ocaso de marzo. Sus hijos tampoco habrían sido vistos —o al menos cazados por el objetivo de los paparazzi británicos— a excepción de alguna salida del hermano mayor George con su padre, el príncipe Guillermo, a hacer alguna actividad deportiva. El matrimonio formado por los príncipes de Gales ha intentado en todo momento proteger a sus pequeños de la injerencia mediática, máxime cuando Kate Middleton anunció que estaba enferma y se retiraba de sus quehaceres de agenda real durante algún tiempo.

 

La personalidad de Charlotte revela la evolución mental que está experimentando

La personalidad de Charlotte revela la evolución mental que está experimentando.

Gtres

La prensa británica, pese al velo de secretismo con el que la corona británica ha conseguido cubrir a los hijos de Kate Middleton a fin de protegerles, ya han conseguido observar un detalle en la personalidad de Charlotte que ha resultado tan sorprendente como llamativo. No es de extrañar que —según la experta en lenguaje corporal Judi James— estemos presenciando el obligado paso al frente de la princesa Charlotte para apoyar a su madre.

Lo que revela su lenguaje corporal de Charlotte, por la experta Judi James

El medio británico ‘The Sun’ accedía al análisis de la prestigiosa escritora Judi (autora de ‘La Biblia del Lenguaje Corporal’) que explicaba lo siguiente de la niña: “Charlotte parece estar actuando aquí como la ayudante de Kate, lo cual es muy dulce. En el carruaje la vemos imitar los gestos de su madre a cada rato. Hubo fuertes indicios de que Charlotte es la niña que principalmente protege y apoya a Kate en este evento” adelantaba la experta al diario sobre el papel protagonista que ha adquirido como la segunda figura femenina en la familia, por detrás de Kate Middleton.

La princesa Charlotte estuvo muy pendiente de su madre

La princesa Charlotte estuvo muy pendiente de su madre.

Gtres

Y es que, ya se sabe que las niñas maduran antes que los niños, y así ha quedado demostrado en su actitud serena y dominante frente a las muecas o gamberradas del más pequeño, el príncipe Louis.

La princesa Charlotte, más madura que nunca, veló por todos los miembros de la casa real

La princesa Charlotte, más madura que nunca, veló por todos los miembros de la casa real.

Gtres

“Sentada frente a su madre, realizó el tipo de rituales de lenguaje corporal que Kate normalmente habría hecho, sonriendo por encima del hombro a la multitud y saludando con entusiasmo. Al igual que Kate, su sonrisa era casi constante” comentaba Judi James de este intento por demostrar su brillante cabeza para enfrentar la presión, explicándose también como la princesa Charlotte se estaba “obligando” a adquirir dicho rol de tranquilidad por ser de alguna manera ‘la mujer ala’ de su progenitora.

Los expertos sentencian el papel de Charlotte: la fortaleza que necesita Kate Middleton en estos momentos de debilidad

"Cuando bajaron del carruaje, los tres niños bajaron primero para formar una fila dulce y muy conmovedora frente a su madre, casi para saludarla mientras ella bajaba con aire de precaución. Los dos niños se giraron para abrir el camino al interior, pero Charlotte realizó conmovedoramente el tipo de giro militar que verías en el patio de armas, con el pelo al viento, luciendo ante todo el mundo como si fuera la guardia de honor personal de Kate. Mientras Kate y sus tres hijos se reúnen ante la ventana del Palacio de Buckingham, Judi comenta que el apoyo de Charlotte es inquebrantable", seguía explicando la experta en lenguaje corporal de lo que se escondían los gestos de la pequeña Charlotte.

 

Así ha sido su jugada maestra en la esperada reaparición de su cuñada Kate Middleton

También te interesará

Meghan Markle, sentenciada por la prensa británica: su jugada maestra en la esperada reaparición de su cuñada Kate Middleton

 

Y añade: “Una vez más, las señales no verbales sugieren que Charlotte ha dado un paso al frente para ayudar a asumir parte del papel público de su madre. Ella está al frente del grupo junto a Louis y su sonrisa radiante mientras mira hacia el patio de armas, propone que ha aprendido las famosas técnicas de su madre. Incluso podemos verla susurrando desde el costado de su boca para advertirle a Lois que se coloque a la derecha y ella se endereza para prestar atención mientras suena el himno nacional".