Fue el pasado 8 de noviembre cuando vimos las primeras imágenes de Chàrlene de Mónaco en el Principado junto a su marido, el príncipe Alberto, y sus hijos, Gabriella y Jacques. No han pasado más de diez días y la princesa se encuentra ingresada de nuevo. Lo ha confirmado su marido a la revista People en una entrevista en la que ha desvelado sus problemas de salud. Si bien es cierto que hace unos días se hablaba de que Chàrlene de Mónaco se encontraba en «un lugar confidencial» y no podía asumir su papel oficial este viernes 19 de noviembre en la Fiesta Nacional del Principado, ahora se desvela que se encuentra en una clínica en algunos de los rincones de Europa. No ha querido descubrir la ciudad exacta en la que se encuentra su mujer por motivos de privacidad y seguridad.

El príncipe Alberto confirma que está ingresado en un hospital de Europa

Si esta mañana, lo veíamos rodeado de todos los Grimaldi pero con la gran ausencia de Chàrlene, ahora el príncipe Alberto ha roto su silencio como nunca antes lo había hecho. En el mencionado medio de comunicación ha confesado que se encuentra ingresada en un centro por voluntad propia tras sufrir un profundo agotamiento. Un agotamiento tanto emocional como físico. «Puedo decir que estaba sufriendo una fatiga increíble. No podía dormir bien durante varios días, no estaba comiendo bien tampoco. Ha perdido mucho peso, lo que la hace más vulnerable a las enfermedades, como catarro, gripe o, Dios nos libre, COVID», ha confesado.

Alberto ha asegurado que a su regreso al Principado después de seis meses en Sudáfrica, Chàrlene de Mónaco estuvo «bastante bien en las primeras horas, y luego se hizo bastante evidente que no se encontraba bien». Por este motivo, ha desvelado que su estado actual es el resultado «de varios factores que son asuntos privados». Además, el príncipe asegura que «estaba claramente agotada, física y emocionalmente. Estaba abrumada y no podía enfrentar los deberes oficiales, la vida en general o incluso la vida familiar».

Palais Princier.

Chàrlene de Mónaco ha sido la primera en dar este paso, asegurando que necesitaba terapia

A pesar de que ha sido una decisión consensuada por el matrimonio, ha sido la propia Chàrlene la que habría dado el primer paso de su ingreso de forma voluntaria. Tras el regreso del príncipe Alberto de su viaje oficial a Dubái, ha contado que reunió a Chàrlene con sus hermanos y una cuñada: «Ella ya había tomado su decisión, y solo queríamos que nos lo confirmara frente a nosotros. Ella quería esto. Ella ya sabía que lo mejor que podía hacer era ir a descansar y tener un tratamiento médico real. Y no en Mónaco. Por razones de privacidad, tendría que estar en algún lugar fuera de Mónaco».

Ha asegurado que ella sabía que necesitaba ayuda: «Estaba muy tranquila y muy comprensiva. Se dio cuenta de que necesitaba ayuda. No se puede obligar a nadie a entender que necesita tratamiento, tiene que aceptarlo ellos mismos. Ella ya estaba a favor. Lo sabíamos. Solo queríamos que se confirmara frente a nosotros. Queríamos decirle que la queremos mucho, que estábamos ahí para ella, y que el aspecto más importante para ella»», ha asegurado a People.

/

Ni covid, ni crisis matrimonial ni cáncer…: el príncipe Alberto aclara cualquier rumor

El príncipe Alberto ha querido aclarar punto por punto cualquier rumor de los que han saltado a los medios de comunicación durante los últimos días: «Esto no es Covid y no está relacionado con un cáncer. No es una cuestión de relaciones personales y si queréis discutir sobre otra especulación, no está relacionado con la cirugía plástica», ha querido aclarar después de todos los rumores que han surgido en los últimos días.

La princesa Charlène de Mónaco
Foto: Gtres

Durante la entrevista también ha hablado de una supuesta crisis matrimonial que había podido desencadenar esta dolencia en la princesa. Algo que el príncipe Alberto ha querido negar de forma tajante, queriendo aclarar que no están atravesando ninguna crisis sentimental: «Probablemente voy a decir esto varias veces, pero esto no tiene nada que ver con nuestra relación. Quiero dejar eso muy claro. Estos son no problemas dentro de nuestra relación, no con la relación entre marido y mujer. Es de una naturaleza diferente «.

A pesar de que Chàrlene se encuentra ingresada, tanto el príncipe como sus hijos, Gabrielle y Jacques tienen previsto visitarla pero todavía no sabe cuándo podrán hacerlo: «La visitaremos allí. No puedo darte ningún tipo de marco de tiempo sobre eso. No en los próximos días, ciertamente, pero siempre que obtengamos el visto bueno médico. Ya sabes este tipo de tratamientos, estos períodos de descanso, suelen ser de varias semanas. No puedo darles ningún período establecido en este momento, ya veremos «, ha dicho.