La hermana del Rey Juan Carlos, la infanta Pilar, ha fallecido a consecuencia de una bronquitis aguda, que se suma al cáncer de colon con el que batallaba desde hacía un año y el Epoc que le diagnosticaron hace unos años


Malas noticias para la Familia Real española. La infanta Pilar ha fallecido este miércoles a los 83 años de edad, después de haber sido ingresada de urgencia el pasado domingo por la noche a consecuencia de una bronquitis aguda. Una afección que no habría llegado a más, de no ser por haber estado batallando además contra un cáncer de colon, el cual confesó ella misma en febrero del pasado año, tras conocerse que había pasado por quirófano de manera urgente por una grave obstrucción intestinal.

La infanta Pilar fue ingresada el mismo día que su hermano, el Rey Juan Carlos, cumplía 82 años. Después de poder felicitar a su hermano, el malestar de la duquesa de Badajoz fue a más y obligó a que uno de sus hijos, concretamente Fernando Gómez Acebo, la trasladase a la clínica Rúber Internacional de Madrid, donde ha permanecido ingresada hasta el fatal desenlace.

La familia, alertada del fatal desenlace por los médicos

La preocupación de la familia de la infanta Pilar era evidente horas antes de que se conociese la noticia de su fallecimiento, como así han confirmado a SEMANA fuentes cercana a sus hijos. Los profesionales médicos que atendían su caso alertaron a la familia de que no se podía hacer mucho más que esperar, por lo que pronto comenzaron a organizarlo todo para estar a su lado en sus últimos momentos y arroparla hasta su último suspiro.

Adiós a la infanta Pilar, la Borbón que pudo ser la reina de Bélgica

Lo han hecho de la manera más discreta posible, tratando de no ser fotografiados por los medios en sus entradas y salidas al centro hospitalario. Al menos así fue los primeros días de ingreso, pero este miércoles la cosa cambió. La Reina Sofía acudió en solitario a ver a su cuñada al hospital por la mañana, coincidiendo en la habitación con los hijos de la infanta Pilar, su hermana, la infanta Margarita, los hijos de esta y sus respectivas parejas, que han hecho piña al lado de su madre hasta el último instante. De hecho, a pesar de que el Rey Juan Carlos ya visitó a su hermana en la mañana de este miércoles y se marchó horas después, a última hora de la mañana ha regresado al hospital, coincidiendo con toda su familia.