La Reina Letizia se prepara ya para su próxima cita internacional: un viaje de cooperación a Mauritania.


La Reina Letizia retoma una de las cosas que más le satisface a nivel personal y que puede cumplir gracias a su posición privilegiada: la de ayudar a los más desfavorecidos. En ese sentido se enfocan sus viajes de cooperación, tarea en la que tomó el testigo de su suegra, la Reina Sofía, quien durante décadas ha viajado por el mundo dando visibilidad a tantos problemas y necesidades en los países menos afortunados. Ahora es la esposa del Rey Felipe quien, por edad y su rango de consorte, continúa por esta senda tan importante.

Gtres.

Durante estos dos años de pandemia, la posibilidad de viajar se ha visto muy reducida, y por momentos completamente anulada, lo que ha perjudicado especialmente a esos países en vías de desarrollo. Pero es hora de volver a coger impulso y Doña Letizia se ha puesto en marcha con su energía habitual. ¡Vuelve a hacer la maleta!

Por lo pronto, ya tenemos un nuevo viaje internacional en la cartera. Se producirá dentro justo de un mes y en África, en el que será su séptimo viaje de cooperación. El último viaje solidario de la Reina lo realizó hace siete meses a Paraguay.

Casa de S.M. el Rey.

En esta ocasión, según ha confirmado el Ministerio de Asuntos Exteriores, la Reina Letizia está previsto que visite Mauritania desde el próximo días 1 hasta el 3 de junio. Unos días en los que, como suele hacer, conocerá de primera mano la labor de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) en diferentes ámbitos, con especial hincapié en los asuntos de la salud, la educación y la mujer.

Gtres.

Será el cuarto viaje que protagonice a África. En 2017 fue a Senegal, el mismo país que volvió a pisar en diciembre de 2021, cuando acudió a inaugurar la nueva sede del Instituto Cervantes en Dakar; y por último, en 2019 visitó Mozambique.

En todos ellos la Reina Letizia ha hecho suyo el simbólico chaleco rojo de la cooperación española. En el último viaje a Paraguay ya ni siquiera se lo quitó en ninguna de sus actividades, lo que incluso llegó a provocar extrañeza en una diputada de aquel país, que quizás pensaba que la soberana estaba llevando a cabo otro tipo de viaje.

Robert Smith.

El chaleco rojo de la consorte lo dice todo. En sus viajes solidarios ella va a trabajar y solo a trabajar por la causa. Puede que comparta algún almuerzo o cena de cortesía por parte de las máximas autoridades del país anfitrión, pero no hay que pensar en galas con tiros largos o tiaras. Nada más lejos de su intención. Es más, cada maleta que ha ido preparando en estos últimos viajes ha menguado notablemente hasta guardar lo mínimo imprescindible.

Robert Smith.

De momento, Doña Letizia tiene por delante una semana con mucho movimiento. Este miércoles se desplazará a Mérida para entregar los Premios Reina Letizia. Al día siguiente, viajará junto al Rey hasta Barcelona para la gala de los Premios Nacionales de Investigación.

Gtres.

El que no parará de hacer maletas es Don Felipe: el martes estará en Guimaraes (Portugal) para asistir a una cena en su honor ofrecida por el presidente Marcelo Rebelo de Sousa. Al día siguiente va a Braga (Portugal) para la clausura del Encuentro COTEC Europa. Y el próximo fin de semana pondrá rumbo hacia Costa Rica para asistir a la toma de posesión del nuevo presidente, Rodrigo Alberto de Jesús Chaves.