La sobrina de Don Juan Carlos ha cumplido 45 años y lo ha celebrado con sus padres, Margarita de Borbón y Carlos Zurita, y su hijo Carlitos.


Este miércoles, María Zurita ha cumplido 45 años. Para celebrarlo, la prima del rey Felipe VI ha compartido un bonito mensaje de agradecimiento. «Y llegaron los 45… en un momento en el que sólo puedo dar gracias a Dios y a la vida por todo lo que me ha dado. Soy plenamente feliz con todo lo que he hecho, luchado y conseguido a lo largo estos años», señala en su cuenta de Instagram.

«Agradezco a todas las personas que me han ido acompañando durante este tiempo por todo lo bueno (y lo malo) que he aprendido de ellas. De todas he sacado algo positivo. Agradezco a mi maravillosa familia por ser mi roca, mi apoyo incondicional y por supuesto, mi gran ejemplo», añade en su post.

La sobrina de los reyes eméritos Don Juan Carlos y Doña Sofía concluye su post con palabras de cariño hacia su pequeño, Carlos. «Agradezco a mi hijo por ser el ser más mágico que he conocido jamás. Un verdadero regalo del Cielo. Nunca he querido a nadie como te quiero a ti, Carlos, eres mi todo. Y a Zeta, por ser la perra más maravillosa que se puede tener. ¡GRACIAS!».

El cumpleaños de María Zurita, en familia

Además de compartir su felicidad en las redes sociales, la hija de Margarita de Borbón ha compartido una agradable cita con sus padres, Margarita de Borbón y Carlos Zurita. A la familia se la ha podido ver en el centro de Madrid disfrutando de un paseo por las calles de la capital. Les acompañaban personas de su entorno. Y sus rostros reflejaban lo contentos que estaban todos. Sin embargo, un detalle en el aspecto de la Infanta Margarita ha llamado la atención.

La hermana de Don Juan Carlos, de 81 años, padece los achaques de salud propios de su edad. Aparte de los problemas de visión que tiene desde su nacimiento, padece problemas relacionados con huesos y articulaciones, así como de circulación. En eñ año 2001 se agravaron los problemas en sus caderas. En 2016 tuvo que ser operada tras caerse en su casa y romperse la cadera.

Las piernas hinchadas de la infanta Margarita

 

A la infanta, debido a sus problemas de movilidad, está obligada a utilizar una silla de ruedas para trasladarse de un lugar a otro. Su condición suele dar complicaciones en el riego sanguíneo. Esto explica la hinchazón y la rojez de sus piernas, así como los edemas de sus extremidades. Puede deberse a un problema con el aparato circulatorio, el sistema linfático o los riñones. Lo que está claro es que sus dolencias no le impiden seguir adelante con sus actividades cotidianas… y con las menos cotidianas, como la celebración del aniversario de su hija.