La Casa Real da a conocer la agenda de la Familia Real en Baleares. No habrá «vacaciones» propiamente dichas y la Princesa y la Infanta también se ponen manos a la obra.


Este verano va a ser diferente para todos, incluida la Familia Real. Según anuncia la Casa de S. M el Rey, este fin de semana está prevista su llegada a Mallorca para iniciar lo que se conoce como sus vacaciones «oficiales». Y parece que serán así más que nunca a juzgar por las actividades que van a desarrollar durante los próximos días. Los Reyes Felipe y Letizia, acompañados por sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, iniciarán sus compromisos el lunes 10 de agosto y permanecerán hasta el 18 de agosto (en un principio nos habían comunicado que estarían hasta el día 17). De momento ya nos han avanzado los compromisos que llevarán a cabo la próxima semana y es una agenda bastante cargada, en la que también tienen cabida Leonor y Sofía.

El lunes toma la avanzadilla el Rey Felipe, quien por la mañana mantendrá varias audiencias en el palacio de La Almudaina. La primera con la presidenta del Govern de les Illes Balears, Francina Armengol, tal y como acostumbra a hacer cada verano, y después con el presidente del Parlamento balear, el alcalde de Palma y la presidenta del Consell de Mallorca.

Esa misma tarde, hacia las 19:00 horas, los Reyes Felipe y Letizia junto con sus hijas visitarán la Casa Natal y Museo de Fray Junípero Serra, en la localidad de Petra. Esta es una figura muy reconocida por haber sido responsable de la fundación de muchas misiones en California en el siglo XVIII. Por cierto, los Reyes ya le rindieron tributo durante sus anteriores viajes oficiales a Estados Unidos, el último de ellos en junio de 2018.

Al día siguiente, el martes 11 de agosto, nos volvemos a encontrar con la Familia Real al completo, que a mediodía visitará el proyecto socio educativo Naüm, en el barrio de Son Roca (Palma).

El miércoles 12 solo tendrá actividades el monarca para celebrar el tradicional despacho con el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Palacio de Marivent, igual que hizo el año pasado. Ya el jueves los Reyes se desplazarán por primera vez fuera de la isla de Mallorca para viajar a la vecina Menorca. Allí visitarán la planta de producción de Coinga en Alaior y se reunirán con representantes de la Denominación de Origen de queso de Mahón. A mediodía acudirán a la Naveta des Tudons, en Ciutadella. Como informa la Casa Real, el viaje a Ibiza tendrá lugar la semana siguiente. Parece que en ninguno de estos viajes irán las niñas.

La situación derivada de la pandemia de la Covid-19 ha hecho que estas vacaciones se desarrollen de manera distinta a la habitual. No habrá el tradicional posado de la Familia Real en Marivent (al menos aún no se ha anunciado) y tampoco la recepción con la sociedad balear en La Almudaina. Su estancia abarcará actos institucionales con las autoridades autonómicas, insulares y locales y de contacto directo con distintos sectores de la sociedad en apoyo a la actividad productiva, proyectos de interés social, la cultura o el turismo, como han venido haciendo en los meses pasados.

Como vemos, también Leonor y Sofía disfrutarán de unas vacaciones ‘trabajando’. La Princesa y la Infanta se han dejado ver en las últimas semanas más de lo acostumbrado, siendo sus últimas apariciones en la misa funeral en memoria de las víctimas de la pandemia en la catedral de La Almudena, en el posterior homenaje de Estado en Madrid y cuando se unieron a sus padres en una de las etapas de su gira por España, a su paso por Extremadura, para inaugurar el Festival de Teatro Clásico de Mérida.

La crisis sanitaria ha impedido que este año pudieran marcharse a un campamento fuera de España, como habían hecho los dos años anteriores en Estados Unidos para abrir sus metas y horizontes. Y las medidas de precaución harán más complicadas otras salidas a mercadillos, cines, conciertos, restaurantes y excursiones (el verano pasado finalizaron sus vacaciones visitando Son Marroig). No obstante, dado el gran interés de los Reyes por apoyar el turismo y la cultura, seguro que planearán algo de este tipo al margen de su agenda oficial.

Quizás las pequeñas reciban alguna visita familiar en Marivent, por ejemplo de alguno de sus primos, desde Froilán y Victoria Federica, hijos de la Infanta Elena, hasta los cuatro hijos de la Infanta Cristina. Hace mucho tiempo que no los vemos a todos juntos. En todo caso, la Reina Sofía, que lleva en la residencia mallorquina más de una semana, estaría encantada de ejercer de abuela de verano.

Una vez cancelada la Copa del Rey Mapfre de Vela, en la que suele participar Don Felipe a bordo del Aifos, se desconoce si tanto el monarca como su familia pasarán por las instalaciones del Real Club Náutico de Palma, una de las ‘sedes’ de sus veraneos en la isla, donde se fotografiaban entre barcos y compañeros. Estas vacaciones serán las más atípicas de su historia, aunque vacaciones al fin y al cabo. Mientras tanto, se sigue especulando sobre el destino del Rey emérito: República Dominicana, Portugal y Abu Dhabi, como última apuesta.