El exduque de Palma ha regresado al centro penitenciario para mujeres de Brieva acompañado de su mujer, la infanta Cristina.


Después de cuatro días de permiso penitenciario, en los que ha podido disfrutar de su familia, Iñaki Urdangarin ha regresado a prisión esta misma mañana. El exduque de Palma, junto a la infanta Cristina, ha abandonado Vitoria en una furgoneta y ha puesto rumbo al centro penitenciario para mujeres de Brieva, en donde cumple condena por el ‘Caso Noos’.

Iñaki Urdangarin y su familia regresan a casa en su tercer día de permiso penitenciario

Ataviado con un chaleco azul, el exjugador de balonmano ha abandonado el domicilio de su familia esta mañana para dirigirse a la prisión de Brieva. Junto a él, y con el gesto serio, se encontraba la hermana de Felipe VI. En estos cuatro días, hemos podido constatar que el matrimonio sigue más unido que nunca. Días felices para la hija del rey emérito don Juan Carlos, que ha podido ver a su marido en libertad después de más de un año entre rejas.

El pasado martes, el exdeportista viajó hasta su ciudad natal, acompañado de su mujer y sus hijos para pasar la Nochebuena en familia. El exduque puso rumbo a Vitoria tras finalizar la jornada en el Hogar Don Orione de Pozuelo de Alarcón, en Madrid, donde realiza labores de voluntariado los martes y los jueves.

Después de disfrutar de una deliciosa cena de Nochebuena en familia, Iñaki Urdangarín y su familia disfrutaron de un soleado paseo. La familia al completo acudieron a la tradicional misa de Navidad. Hemos sido testigo de sus miradas cómplices y de sus largas conversaciones. «Estamos muy bien y muy contentos de poder celebrar la Navidad en familia», indicó la madre del exjugador, Claire Liebaert. Es el primer permiso penitenciario del que disfruta al haber cumplido una cuarta parte de su condena. El próximo paso será intentar conseguir el tercer grado.