Este miércoles ha tenido lugar la misa funeral de Pilar de Borbón, fallecida el pasado 8 de enero, que ha tenido lugar esta misma mañana en el Monasterio de El Escorial con los reyes Felipe y Letizia, los eméritos Juan Carlos y Sofía y las infantas Elena y Cristina. A pesar de por expreso deseo de la fallecida fue despedida en la intimidad de su casa y sus cenizas fueron enterradas junto a su esposo en el cementerio de San Isidro, dada su condición de infanta de España, la Casa Real ha querido despedirla con una misa funeral.

Esta solemnse misa ha sido presidida por los Reyes Felipe y Letizia que han sido recibidos a su llegada por los cinco hijos de la fallecida duquesa de Badajoz: Juan, Bruno, Beltrán, Fernando y Simoneta. Tras este emotivo saludo, los monarcas han entrado dentro de la Iglesia donde han ocupado el lugar de honor junto al altar mayor. 

La infanta no ha querido mantener contacto visual con Letizia

En el primer banco también estaban los eméritos, a quienes Felipe y Letizia han saludado nada más entrar al templo. Mientras que en el segundo banco estaban las infantas Elena y Cristina junto a la princesa Beatriz de Holanda. Lo primero que ha llamado la atención ha sido la mirada de la infanta Cristina hacia las imágenes que presidían el templo sin hacer ningún caso a la llegada de Felipe y Letizia y sin tener ningún contacto visual con ellos.

Por su parte, la infanta Elena sí que ha tenido, al parecer, una cálida mirada con los monarcas con una media sonrisa. Pero, además de este feo gesto en el que la mujer de Iñaki Urdangarin no ha querido ni siquiera intercambiar una mirada con su hermano y su cuñada, ha habido algo más.

Los Reyes no han saludado a las infantas

Y es que mientras que a la entrada, Felipe y Letizia ha saludado tanto a los eméritos como a la princesa Beatriz de Holanda, que se encontraba en el mismo banco que las infantas, no han saludado ni a Elena ni a Cristina. Tras este feo gesto, han seguido su camino hacia su sitio en el templo sin intercambiar con ellas ningún saludo. Una vez que han ido a colocarse a su lugar, ha sido el turno de que la infanta Cristina echara un vistazo tanto a Felipe como a Letizia, tal y como se puede ver en la imagen anterior.