El ataque de ansiedad de Cristina tras ver a Iñaki Urdangarín en la cárcel

El pasado 16 de junio, la infanta Cristina visitó a su marido, Iñaki Urdangarín, en la cárcel de Brieva. Allí vio a su marido «consumido y muy delgado». De regreso a La Zarzuela, la hija de los reyes eméritos sufrió un ataque de ansiedad. La preocupación por el estado de salud y el deterioro físico del exdeportista pudieron con ella.

9Sufrió un ataque de ansiedad después de visitar a Iñaki en la cárcel

Todo sucedió hace seis días. El pasado domingo, Cristina visitaba a su esposo en la cárcel de Brieva, en Ávila, donde cumple condena desde hace un año. Durante el trayecto de regreso a Madrid empezó a encontrarse mal y tuvo que pedirle al conductor del coche que fuera más deprisa. Se trataba de una crisis de ansiedad.

8«Llegó a pensar que se trataba de un infarto»

El diario El Español, que se ha puesto en contacto con una amiga íntima de Cristina, se ha hecho eco de la noticia. «Le pidió al chófer que acelerara porque empezaba a encontrarse fatal. Estaban pasando el puente de Guadarrama así que decidieron llegar hasta El Pardo para que la vieran allí los médicos de la Casa. Al final, se quedó en un susto, un ataque de ansiedad, aunque ella llegó a pensar que se trataba de un infarto».

7La visita duró apenas 45 minutos

El encuentro entre Cristina e Iñaki duró apenas 45 minutos. Fue el tiempo suficiente para que la infanta se percatase del gran deterioro físico que ha sufrido su marido desde que entró en prisión, el 18 de junio de 2018.

6Preocupada por el padre de sus hijos

Según El Español, debido al estado de nervios de la hija menor del Rey Emérito decidió quedarse dos días más y regresar el martes 18 de junio a Ginebra, donde vive con sus hijos.

5Recibe tratamiento psicológico

Para poder sobrellevar la situación familiar que está viviendo, Cristina visita con regularidad a un psicólogo en Ginebra, quien la ayuda a recibir ayuda terapéutica.

4La reina Sofía y la infanta Elena, muy pendientes de ella

En estos delicados momentos, la reina Sofía y la infanta Elena son las personas que están más pendientes de Cristina.

3Iñaki, muy desmejorado

Fuentes cercanas a La Zarzuela revelan que el cambio físico que ha experimentado Urdangarín es enorme. Ha perdido mucho peso. Está «consumido y muy delgado». La falta de libertad le está pasando factura y su estado de ánimo tampoco es bueno.

2Cristina visita regularmente a Iñaki

El exjugador de balonmano recibe un tratamiento especial en la cárcel de Brieva. Uno de los privilegios de los que disfruta es la posibilidad de reunirse con la infanta con regularidad y fuera del horario de visitas. Cuando accede a prisión, la infanta no pasa los habituales controles: entra directamente en furgoneta hasta el interior del presidio. Estas facilidades tienen el visto bueno del Ministerio de Interior, para que la presencia de un miembro de la Casa Real no altere el funcionamiento de la prisión.

1Arropada por sus padres

La infanta no está sola. Cuenta con el apoyo de sus padres, don Juan Carlos y doña Sofía. También Elena la arropa más que nunca. Siempre de manera discreta y privada, como es el estilo de la Casa Real.