El heredero al trono llegaba de forma discreta en un vehículo que le dejaba en la parte trasera del hospital situado en el barrio londinense de Marylebone.


Era una visita que se esperaba en el hospital Rey Eduardo VII de Londres donde permanece ingresado Felipe de Edimburgo desde el pasado martes. Su hijo, el príncipe Carlos, ha acudido este mismo sábado a primera hora de la tarde para estar a su lado y preocuparse por su estado de salud. Se prevé que el marido de la reina Isabel II continúe en observación la próxima semana. 

Gtres

Con traje gris y la obligatoria mascarilla, el príncipe Carlos llegaba de forma discreta en un vehículo que le dejaba en la parte trasera del hospital situado en el barrio de Marylebone. Los reporteros gráficos apostados en la zona captaban estas imágenes alrededor de las 15:30 horas. Todo parece indicar, además, que es la primera visita dentro del seno de la familia ya que el hospital las tiene restringidas por la pandemia.

El duque de Edimburgo, de 99 años, ingresó el pasado martes por la noche después de que se sintiera mal, tal y como informó el palacio de Buckingham. Por el momento continúa en observación y guardando reposo en las instalaciones de este centro privado en una semana especialmente complicada para la corona británica por la reciente decisión de Harry y Meghan de desmarcarse de forma definitiva de las responsabilidades reales.

Gtres

A pesar de que en un principio se esperaba que el duque de Edimburgo recibiera el alta en unos pocos días, han preferido que permanezca más tiempo en observación. Felipe de Edimburgo ha contado este sábado con la visita de su hijo. El príncipe Carlos salía del centro médico después de media hora, alrededor de las cuatro de la tarde. Además, la prensa británica apunta a que padre e hijo no se veían desde las pasadas Navidades como consecuencia de las restricciones sanitarias.

Felipe de Edimburgo, que cumplirá 100 años el próximo mes de junio, entró por su propio pie en el hospital el martes por la noche por consejo de su médico. Según lo trascendido continúa con «buen humor». Fuentes cercanas a la familia han señalado que el médico está actuando con precaución y ha preferido que se recupere durante la próxima semana.

La gran noticia de la semana

La decisión de Harry y Meghan Markle de no regresar como miembros activos de la Familia Real británica ha pillado al duque de Edimburgo ingresado. Sin embargo, la Reina le habría trasladado la decisión del matrimonio y la declaración publicada al respecto. «Los títulos militares honorarios y los patronazgos reales mantenidos por el duque y la duquesa tendrán que ser devueltos a Su Majestad, antes de que sean redistribuidos entre los miembros activos de la Familia Real. Si bien todos están apenados por su decisión, el duque y la duquesa continúan siendo unos miembros muy queridos de la familia», señalaba la nota que se ha hecho pública.