Meghan Markle y el príncipe Harry una vez más están en la picota. Aunque con sus últimos movimientos han tratado de mantenerse en un perfil bajo, renunciar como miembros de la familia real británica no resta interés a sus vidas. De hecho, el diario ‘Daily Mail’ ha publicado ahora el escándalo que cierne sobre la casa que la pareja posee en Vancouver. Y es que este medio revela que su residencia de alquiler tendría como vecinos a productores de cannabis después de que una fábrica que está cerca de su casa permanezca abandonada.

Harry y Meghan

Hecho que no resulta tan llamativo si se tiene en cuenta que en octubre del pasado 2018 se llegó a legalizar el cannabis a nivel medicinal en esa zona. Y, además, que cualquiera que tenga tierras en las reservas de tierras agrícolas tiene derecho tanto a cultivar como a venderlo e incluso a abrir tiendas para comercializar con ello. Unas medidas sobre las que se desconoce la opinión que tienen tanto Meghan como Harry, pero que algún u otro modo podrían afectarles al poseer una vivienda cerca de ellos.

¿Ahora a California?

Allí disfrutan de una increíble residencia que cuenta con un gran número de habitaciones y un sinfín de comodidades. Eso sí, los últimos rumores apuntan a que podrían mudarse a California, estado en el que se habrían interesado por una espectacular vivienda que supera los seis millones y medio de euros. Un lugar en el que dispondrán de alta seguridad y en el que tendrán como vecinos a personajes tan conocidos como Mel Gibson o Caitlyn Jenner, personajes que también cuidan mucho su intimidad.