Los duques de Sussex han decidido de manera unilateral alejarse de la corona británica y alcanzar una independencia financiera, y esto, anunciado a través de su perfil de Instagram, ha generado reacciones de todo tipo. Entre ellas está, una vez más, la de la Samantha Markle, la hermanastra de Meghan Markle, que una vez más se posiciona en su contra y se muestra, ante esta polémica decisión, del lado de la corona y por tanto de Isabel II.

Samantha, que como no podía ser de otra forma fue una de las primeras en ser preguntada, ha dejado claro que está decisión de Meghan y Harry le ha parecido “una bofetada”. Sus palabras vienen a través de una entrevista que ha concedido en Inside Edition donde deja claro que es lo que más le llama la atención, “lo sorprendente es la falta de consideración con las personas involucradas. La Familia Real Británica, las promesas que originalmente se hicieron a la Familia Real Británica para honrar el deber real y para liderar con el ejemplo”.

No entiende el cambio de opinión de la pareja, “entraron en el centro de atención sabiendo cuáles eran los deberes, sabiendo cómo serían los medios para ellos”. Además, apunta a que “si (Meghan) hubiera querido ser tan privada, no se habría sentado en Wimbledon con 40 asientos vacíos a su alrededor como un marco”.

Aprovechó la ocasión para contestar a todas aquellas personas que desde que comenzó a hablar de su hermana la tachan de celosa. Samantha quiso dejar claro que desde el comienzo de todo esto lo que intentó fue acercarse a ella y a su corazón y llevarla a la moralidad, pero de momento, parece que no ha logrado su objetivo.