Australia se ha convertido en el centro de todas las miradas por los devastadores incendios que llevan asolando la isla desde hace varios días. En este tiempo, han sido miles los anónimos y famosos que han hecho llamamientos públicos para pedir colaboración, entre ellos Chris Hemsworth, que este martes desvelaba que él y su familia han donado un millón de dólares. El último en pronunciarse al respecto ha sido el príncipe Carlos de Inglaterra, que ha grabado un pequeño vídeo en el que confiesa estar “desesperado” por el “espantoso horror” de los incendios australianos.

El príncipe, que desde hace mucho tiempo ha advertido de los efectos del cambio climático, asegura que no llega a creerse del todo la magnitud de esta pérdida y que tanto él como su mujer, la duquesa de Cornualles, han tenido presentes a todos “los bomberos valientes y decididos que han hecho mucho y han trabajado incansablemente hasta la extenuación”.

A pesar de este gran “horror”, el heredero al trono británico confía en que los ciudadanos australianos podrán recuperarse de estos devastadores incendios y que “a pesar del horror”, “ellos encontrarán una manera de enfrentarse a todo y ganar”.

“Mi mujer y yo estamos desesperados desde hace varias semanas viendo el horror que está teniendo lugar en Australia y presenciando mucho de lo que está teniendo lugar a pesar de la distancia”. “Aquellos de vosotros que habéis perdido vuestras propiedades, vuestras casas, todo… Para mí, para nosotros, es algo imposible de creer. Y sé cuántas casas se han perdido”, continúa para después confesar que también son conscientes de toda la vida salvaje que se ha perdido “en estos terribles infiernos”.

Carlos de Inglaterra

“Ambos sabemos lo increíblemente especial y resistente que es el pueblo australiano. Por eso sé que al final del día y a pesar de este horror encontraréis la manera de enfrentarlo y ganar. Todo lo que puedo decir es que pensamos y rezamos por vosotros de la manera más decidida. Estoy muy orgulloso de conoceros”.