La Reina Letizia viaja a Galicia para inaugurar el curso de Formación Profesional. Su look de nuevo es repetido, pero con una combinación nunca vista antes.


Hace solo unas horas veíamos a la Reina Letizia en el palacio de El Pardo para reunirse con los patronos del Instituto Cervantes. Esta mañana nos hemos reencontrado con ella fuera de la capital, pues ha viajado hasta Santiago de Compostela para la apertura del curso de Formación Profesional 2020/2021. Una cita que cada año la lleva a un lugar distinto de España (el año pasado fue en Elche, en 2018 en Mallorca, en 2017 en Teruel…). Letizia no tiene un manual de estilo exacto para estos eventos: lo mismo puede ir con vestido que con pantalón… Eso sí, al tratarse de un acto relativo a la educación suele tirar de estilismos poco recargados, más casual y juveniles. ¿Ha sido así esta vez? Veamos…

En los looks de la Reina Letizia para esta cita en los años anteriores primó el pantalón (aunque el año pasado llevó un vestido ‘vaquero’ de Carolina Herrera). Poco que ver con el look de la jornada: su falda de cuadros Príncipe de Gales con bajo asimétrico de Massimo Dutti (que estrenó en enero de 2019, para inaugurar Fitur, con una blusa blanca de cuello babero) es la absoluta protagonista. Esta es la cuarta vez que se la pone. ¿Cómo ha hecho para combinarla de manera novedosa?

Gtres.

 

Letizia ha preferido ir ajustada en la parte superior (¡tanto tiempo que no se atrevía!) con un top fino de punto negro con cuello caja y manga larga de Hugo Boss. De sus básicos preferidos. Ya sabemos que las tierras gallegas pueden ser más fresquitas. De esta manera evitaba ‘cargar’ con una chaqueta y a la vez no pasar frío. Por otra parte, ya que iba ajustada, pues por un poquito más no pasaba nada: su cinturón de cuero doble de Burberry, que ya había vuelto a sacar hace unos días, ha sido la clave para marcar cinturita de avispa. Unos salones cerrados negros y listo. ¡Ha vuelto al tacón!

NOTA SOBRESALIENTE

El resultado: un poco minimal, un poco existencialista… Bien. Moderno sin estridencias y con un punto sofisticado. La coleta parece que regresa este otoño para ella tras un verano en el que ha sido el peinado omnipresente. Entonces para sobrellevar el calor; ahora aporta naturalidad, limpieza y comodidad. La mascarilla se engancha con todo y no es cuestión. Por eso seguramente vamos a tardar en verla con grandes pendientes. Es una lata colocarlos por encima o por debajo de las gomitas… ¿No os pasa? Hoy tocaban las estrellas de Chanel, el único punto lujoso del estilismo.

Letizia terminará mañana sus actividades oficiales y de nuevo con contenido educativo-cultura: se reunirá con el patronato de la Residencia de Estudiantes en Madrid. Así pues, una semana de letras para ella en la que aún esperamos sorpresas. Porque sí, como os habréis dado cuenta, la Reina continúa sin gastar nada en estrenos…