La Reina Letizia se ha reunido hoy con el patronato de la Residencia de Estudiantes de Madrid. Una cita con la que finaliza su agenda semanal, mientras se prepara para un fin de semana muy especial. Y es que Leonor, la hija pródiga, vuelve a casa después de un año estudiando en Gales. Quizás por eso la consorte se ha levantado con ánimo fresco, soleado y renovado. ¡Tenemos nuevo corte de pelo!

reina letizia
Robert Smith.

A falta de pocos días para que comience oficialmente el verano, Letizia ha decidido cortar por lo sano, airearse, aligerarse y hasta rejuvenecerse… Para ello nada mejor que quitarse unos cuantos centímetros de la larga melena que venía gastando en los últimos meses. El límite lo ha puesto por debajo de los hombros. De esta manera, la Reina prepara su cabello para la temporada de mar y playa. Primero en Mallorca, ¿y después…? Destino desconocido.

reina letizia
Robert Smith.

Eso sí, Letizia ha sido cauta y no ha optado por un cambio radical. Ha restado al menos diez centímetros a su melena, desfilando algo las puntas para dar más volumen. En su anterior salida, en plena ola de calor, debió pasar lo suyo con el pelo suelto y así terminó de decidirse. Su mechón de canas ahora se ve más si cabe.

No nos olvidamos del resto de su look. La Reina ha reciclado un mono estampado estilo huella dactilar, que estrenó a principios de julio de 2020 para la gira de verano que realizó junto al Rey, en este caso en su parada en Cuenca.

reina letizia
Robert Smith.

Un diseño de Mango que le costó 40 euros y que desde entonces no había vuelto a ponerse en público. Nos alegramos de verlo de nuevo. Como novedad, la Reina Letizia ha prescindido del cinturón original de la misma tela y se ha colocado un cinturón de piel en color crudo de Hugo Boss. De adornos, sus pendientes de aro favoritos. En la mano, una nueva cartera de tela con cremallera de Carolina Herrera.

Este mono también habla de verano, de necesidad de verano. Estilo camisero, de algodón, anchito, sin muchas pretensiones… Cumpliendo con la tradición, Letizia lo ha combinado con las mismas alpargatas que en su debut: unas de Mint&Rose (119 euros). Letizia remataba el estilismo con mucho garbo, directa al deseado ‘finde’.