Letizia estrena la Tiara Rusa con el presidente chino en el Palacio Real

Y por fin hemos llegado al gran momento de la Visita de Estado del presidente de China a nuestro país: la cena de gala ofrecida por los Reyes en el Palacio Real. El broche de oro perfecto a una jornada que, en lo que respecta a Felipe y Letizia, comenzó por la mañana con la bienvenida oficial, continuó con la visita de las damas al Teatro Real y finaliza en el Gran Salón del Trono del palacio madrileño. Lujo al canto.

12Volcados en esta visita 

La verdad es que España lo ha dado todo para que este viaje de Xi Jinping saliera perfecto (terminará mañana su visita) y la prueba es ese Madrid Central casi colapsado por las medidas de seguridad. Pero todo ha confluido en este punto, tan majestuoso como, en el fondo, extraño para el representante de un país comunista.

11De negro para dar esplendor a las joyas

De Letizia esperábamos mucho para esta noche. Esta mañana ha sido la mujer de rosa, con dos estrenos de impacto. Con la noche ha llegado la máxima etiqueta, los tiros largos y las tiaras. Bueno, solo una, la suya.

10El debut de la Tiara Rusa

Y lo que nos ha dado la Reina en materia de estilo es un vestido-vestidazo, aunque ya conocido, que es es el recto de terciopelo de Felipe Varela, estrenado en febrero de 2017 para otro banquete de Estado, pero con el presidente Macri y su esposa, Juliana Awada. Aquella fue la primera vez que Letizia lucía la Tiara de Lis. Hoy ha sacado la única del Joyero Real que le quedaba por “estrenar”.

9Una pieza con una larga historia

Es una pieza magnífica realizada en platino, perlas y diamantes, que debe su nombre a que está inspirada en los tocados (Kokoshnikc) rusos. La tiara perteneció originalmente a la Reina María Cristina, segunda esposa de Alfonso XII y madre del Rey Alfonso XIII, bisabuelo del actual Rey Felipe. Posteriormente, aquel se la regaló a su nuera, María de las Mercedes, esposa de Don Juan de Borbón, y así hasta ahora…

8Y el broche de lis prendido en la banda

Al formar parte del lote “de pasar”, la Reina Sofía la ha llevado en numerosas ocasiones a lo largo de su reinado. La infanta Pilar y su hija Simoneta incluso la eligieron para sus respectivas bodas. Pero Letizia la había dejado aparcada. Al bajar la vista nos encontramos también con el broche de lis, emblema de la dinastía Borbón, prendido en su banda de honor. Este pertenece a la tiara Ansorena, que le regaló Don Felipe en su quinto aniversario de bodas. Además de otro par de condecoraciones.

7Y más joyas “de pasar”

A pesar de lo apabullante de esta tiara, no podemos olvidarnos tampoco de otras piezas del “joyero de pasar” como son los pendientes de chatones. Lo único es que Letizia se los ha puesto tanto últimamente que ya no hay efecto sorpresa. Recordemos que se los colgó dos veces en los últimos Premios Princesa de Asturias. Y por supuesto, las pulseras gemelas de Cartier, y esta vez las dos juntas en una muñeca. Anoche solo se puso una para la cena en La Zarzuela.

6Un maquillaje con el infalible iluminador

El maquillaje ha continuado en los tonos otoñales, más bien tostados, con los ojos muy acentuados, con extra de pestañas, y los labios con brillo más suaves. El toque maestro es el iluminador por encima del hueso del pómulo. Es un truco al que ya nadie nos resistimos. Nótese también el artilugio con el que se coloca la tiara, por debajo, un cordón rígido de terciopelo en burdeos. Normalmente queda más oculto, pero a veces es inevitable que se vea un poco.

5Letizia ha recuperado unos zapatos ‘peep toes’

Por debajo del vestido asomaban unos peep toes de altura, de esos con los deditos al aire y una buena plataforma. No son nuestros preferidos, pero hay que reconocer que elevan y dan prestancia. Al menos van casi ocultos, pero su efecto es excelente.

4Un modelo muy estilizado

3Perfectos anfitriones

A ver, que puestos a analizar, aquí yo veo guiño, aunque sea un chispazo. Tiara rusa, presidente chino… Rusia y China, históricos aliados, unidos de alguna forma…

2De camino a la cena

Tras la consabida línea de saludos, por la que han desfilado las máximas autoridades de nuestro país y representantes chinos, los Reyes y sus invitados se han trasladado al Comedor de Gala. Allí les esperaba un menú creado por el chef Paco Roncero, con toques de jamón español, por favor, que además hoy ha sido protagonista añadido al lograrse un nuevo acuerdo para su exportación al ‘gigante asiático’. Un tesoro nacional, desde luego.

1El augurio de la buena suerte 

En fin, sigo. Una vez parados ante la mesa en el Comedor de Gala, el Rey ha pronunciado un discurso en el que ha ensalzado las relaciones entre ambos países, como era lógico. Ha hablado de las dos veces que viajó a China con Letizia, aún siendo Príncipes, en 2006 y 2007, y ya casi terminando rescato unas palabras curiosas, en las que Don Felipe ha aludido a la simbología de los números para la cultura china, y en especial el del 8, el de mayor augurio, brindando este 28 de noviembre de 2018 por la fructífera cooperación y la ventura de Sus Excelencias. ¡Pues prosperidad para todos!

Más contenido .....

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here