Los Reyes reciben a la selección de balonmano como Campeona de Europa (¿algún recuerdo incómodo?) y Letizia se anima estrenando un sexy vestido de lunares...


Los Reyes Felipe y Letizia no paran. Ayer mismo acudían a los actos por el 75 aniversario de la liberación del campo de concentración de Auschwitz-Birkenau, en Polonia. Hoy retoman la agenda en el palacio de La Zarzuela para recibir a la Selección Española de Balonmano que se ha proclamado campeona de Europa por segunda vez consecutiva tras imponerse a Croacia en la final del Campeonato Europeo disputada en Estocolmo. Así que había mucho que celebrar…

Los Reyes son unos declarados admiradores del deporte. No en vano desde la cuenta de Twitter de la Casa Real, el pasado 26 de enero expresaron su alegría por este triunfo: «¡Soberbio Campeonato de Europa de principio a fin, sólidos en defensa, con un bloque tan creativo nadie os puede bajar del podio! ¡Enhorabuena por este nuevo oro!».

Una descripción tan detallada del juego que solo puede indicar el gusto por este deporte… y la cercanía. No nos olvidamos de que el balonmano está muy presente en la familia. Primero a través de Iñaki Urdangarin, marido de la Infanta Cristina y cuñado de los Reyes, que llegó a alcanzar el Bronce olímpico y fue un destacado jugador en su día, y ahora en su continuación a través de su hijo Pablo, que milita en las filas del equipo francés de Nantes, tras haber pasado antes por el de Hannover.

Sin acusar signos de cansancio por el viaje, Doña Letizia ha aparecido con un look de muy distinto tono al de ayer. El luto ha dado paso al color, al menos algo de color, lo cual no era difícil. Y a continuación lo vamos a valorar al detalle.