Comparten muchas cosas, lo primero un estilo inconfundible y lo segundo, que ambas son dos de la mujeres más bellas de nuestro país, capaces de inspirar a miles de personas con su forma de entender la vida. Nos referimos a Vanesa Romero y Eugenia Silva y, si como acaba de ocurrir, las dos sienten pasión por el mismo perfume ,-que además es uno de los más vendidos- es que tiene algo muy especial.

Se trata de una fragancia auténtica. ‘My Way’ de Giorgio Armani que es un perfume para mujeres atrevidas, con ganas de vivir la vida como si fuera el último día. Los 30 ml, tiene un precio de 39,95 euros en la perfumería Primor. ¿Te gustan los flacos bonitos? Además de oler increíble, el frasco es una metáfora del mundo que nos une a todos; abrazado por un anillo dorado con la firma italiana.

Vanesa Romero y Eugenia Silva nos desvelan cuál es su perfume favorito para el verano

El perfume en cuestión es un clásico de la perfumería, un best seller que pocas personas no conocen. Es uno de esos perfumes con los que mantenerse fiel toda una vida. My Way es el aroma de los descubrimientos y las conexiones para una mujer de mente abierta, curiosa y auténtica, dispuesta a ampliar sus horizontes y vivir encuentros especiales en todo el mundo.

El perfume comparte notas de flores Blancas, la Tuberosa y el Jazmín. El frescor del Azahar y la Bergamota. Al final nos encontramos con un fondo de sutiles toques de Madera de Cedro de Virginia.

Como cada año, no hay verano sin olores fresquitos y florales

Seas como seas, un perfume estival siempre te subirá el ánimo. Es como ponerse unos taconazos y pintarse los labios de rojo pasión. Así que no hemos podido evitar fichar el favorito de estas dos famosas.

¿Un truco para que el olor sea más duradero y mejor? Ponlo sobre la piel cuando esté hidratada porque el perfume se adhiere mejor. Además de aplicar sobre el cuello, muñecas o codos, vaporiza también sobre el pelo porque aguanta más tiempo que en la piel, al ser más poroso. Y, mucho cuidado con la cantidad, no abuses, porque puede llegar a ser abrumador.