El desayuno es la comida más importante del día. Y el de Irene Rosales nos ha conquistado, porque además de rico es de lo más saludable


Es la comida más importante del día, la que nos da energía para afrontar la jornada pero también puede constituir una fuente de belleza y bienestar. Por eso tenemos que dar mucha importancia a todos los alimentos que forman el desayuno ideal. Gracias a las redes sociales tenemos la posibilidad de meternos en la cocina de muchas de nuestras famosas favoritas para conocer todos los detalles de su alimentación. Es el caso de Irene Rosales que nos ha conquistado con su desayuno, que tiene todos los ingredientes para ser tan saludable por fuera como por dentro.

La colaboradora de Viva la vida lleva una dieta muy saludable, aunque también sucumbe a los pequeños caprichos. Sin embargo, para comenzar el día recurre a los alimentos más sanos: el yogur natural, las nueces, la miel y los arándanos. Una combinación que tan rica como beneficiosa para la salud y con grandes propiedades antienvejecimiento.

Un desayuno muy rico y saludable

Los arándanos son ricos en fibra, vitamina C, vitamina K, potasio, hierro, magnesio, zinc,  y manganeso. Destacan por su alto poder antioxidante, que combate los signos del envejecimiento, pero también por sus propiedades anticancerígenas y antiinflamatorias. Además, ayudan a fortalecer los huesos y la salud de los dientes.
Consumir este fruto de forma habitual tiene  beneficios en la prevención del envejecimiento prematuro a nivel interno y externo. Sus sustancias antioxidantes disminuyen el riesgo de enfermedades crónicas derivadas del exceso de inflamación y frenan el daño celular que acelera el deterioro de la piel.
Tanto los frutos como el zumo natural son buenos aliados para prevenir las arrugas.
Se aconseja tomar entre 90 y 100 gramos al día.

Las nueces. Son fuente de vitaminas y nutrientes que favorecen el desarrollo de nuestro cuerpo, ya que fortalecen el sistema inmunitario. Entre su múltiples propiedades están su poder antiinflamatorio, ayudan a prevenir las enfermedades cardiovasculares, mejora la circulación sanguínea, previene la osteoporosis y ayuda al sistema inmune. Además su consumo es beneficioso para tener una piel más suave y joven gracias a la gran cantidad de vitaminia E que contienen.
Se deben comer unos 30 gramos al día (4-7 nueces).

La miel. Es una fuente natural de antioxidantes y su consumo es importante en la prevención de enfermedades cardíacas, del sistema inmune y de procesos inflamatorios. Desde el punto de vista de la belleza,los antioxidantes presentes en la miel destruirán las bacterias y las toxinas que irritan la piel y la hará lucir saludable y suave.

Yogur natural. Considerado como una especie de «medicamento natural», los probióticos que contiene el yogur natural tienen la capacidad de restablecer el equilibrio de la flora intestinal. Ayuda a reducir los niveles de colesterol, gracias a su contenido en calcio fortalece los huesos, reduce el riesgo de obesidad y también tiene un alto poder antiinflamatorio.