Con unos sencillos ejercicios frente al espejo estarás entrenando tu musculatura facial y rejuveneciendo


¿No has probado todavía el yoga facial? Igual que entrenamos la musculatura de nuestro cuerpo, la de nuestro rostro requiere de rutinas y ejercicios cotidianos. ¿El objetivo? para mantener la elasticidad y firmeza de los tejidos cutáneos dérmicos y musculares. Realizar un masaje facial te ayudará, además, a la estimulación y formación de fibroblastos. Y a mejorar las fibras de colágeno y consiguiendo, en definitiva, la firmeza deseada.

Igual que entrenamos la musculatura de nuestro cuerpo, la de nuestro rostro requiere de rutinas y ejercicios cotidianos

¿Cuál es el mejor momento para practicar yoga facial?

Sin duda antes de acostarte. Después de tu rutina de limpieza, dedica tan solo 5 minutos, a relajar, estimular y alisar mientras aplicas tus cosméticos. Notarás muy pronto la diferencia y además estarás potenciando la eficacia de sus principios activos. También oxigenando y mejorando la circulación sanguínea, y regalándote un momento de relajación bien merecido.

¿Qué ejercicios pueden ayudarte? Para potenciar la mirada y evitar los párpados caídos, cierra los ojos, con los dedos índices colocados al final de la ceja y utiliza de apoyo los dedos pulgares en los pómulos. Solo tienes que abrir bien los ojos y llevar los dedos hacia atrás y hacia arriba. También es eficaz cerrar los ojos con mucha fuerza y empezar a abrirlos despacio mientras levantamos las cejas. Repite la acción varias veces.

¿Otro consejo? Ayúdate de un masajeador manual como el rodillo de jade o de cuarzo

¿Para definir el óvalo facial y evitar la molesta papada?

Prueba a sujetar con una mano abierta la mandíbula, manteniendo el dedo pulgar y el dedo índice estirados. Aplica tensión mientras haces fuerza con la mandíbula avanzando ligeramente la barbilla hacia delante. No presiones con demasiada energía para evitar molestias en las cervicales.

¿Otro consejo? Ayúdate de un masajeador manual como el rodillo de jade o de cuarzo. Son aliados  perfectos para entrenar nuestra musculatura. Y para activar la circulación sanguínea, redefinir y reducir arrugas. Pero no olvides que tu rutina de yoga facial solo será efectiva si lo trabajas de manera continuada. Es como hacer deporte, si vamos un día al gimnasio y 10 no, nunca notaremos los resultados.