Tom Brusse se ha sentido liberado tras romper con Melissa: «Hoy va a ser el inicio de una nueva vida».


Este miércoles se ha producido el desenlace que muchos imaginaban en la relación entre Melyssa Pinto y Tom Brusse. Después de la infidelidad del joven, la canaria pedía ver a su prometido en la hoguera de confrontación. Allí, la concursante le ha pedido explicaciones a su novio.

«Espero que Tom tenga el valor de mirarme a los ojos y explicármelo todo», confesaba la joven minutos antes del cara a cara. «Estoy nerviosa, pero me siento más fuerte que nunca. Necesito una respuesta y una explicación sea la que sea. Necesito saber si se ha enamorado, si se ha vengado. Pero necesito una explicación porque no merezco esto. Me considero débil pero aquí he sabido encontrar la fuerza y me he dado cuenta de que no necesito a un hombre para seguir adelante. Él me hacía sentir feliz, pero si esa felicidad era falsa tampoco me interesa». Asimismo, reconocía: «Me ha decepcionado. Estoy decepcionada totalmente».

Melyssa: «Para ti esto ha sido un juego»

Cuando por fin ha aparecido Tom, Melyssa le ha recriminado que no le dirigiera ni la palabra… ni la mirada. «¿No me miras a la cara? No hay valor, ¿no?». Tom, lejos de mostrarse arrepentido, no ha tardado en lanzar un mensaje a Melissa: «El problema contigo desde el primer día que estamos juntos es que siempre me echas en cara que yo soy el culpable de todo», explicaba. «¿Has venido a atacarme en vez de justificarte?», le espetaba Melyssa. «Me pediste matrimonio y me dijiste que esto iba a ser par siempre. Y después de esto has tenido esa actitud con Sandra en la casa. De todas formas, pienso que no te has enamorado de ella. Para ti esto ha sido un juego y has jugado con ella también. Aunque la odie, me da igual. Tú no vas a tener una relación con ella y eso lo sé».

Telecinco

Entonces, Melyssa se ha quitado el anillo de compromiso y se lo ha devuelto a Tom. «Tu compromiso es mentira. Me has venido a un hombre que es respetuoso. Me dijiste que no permitirías que nadie entrara en tu corazón. Te dije que había un 1% de posibilidades de que sí que pudiera haber un flechazo, tanto por tu parte como por la mía. Te enfadaste conmigo y dejaste de hablarme porque decías que eso no era verdad. Me dijiste que yo era el amor de tu vida y que la nuestra relación era la más profunda que habías tenido. Y esto es una mentira, así que te lo quedas (el anillo de pedida) porque no lo quiero».

La canaria devuelve el anillo de compromiso a Tom

«Regálaselo a Sandra, que debe ser el amor de tu vida, ¿verdad?», continuaba la joven. «Te vas a arrepentir porque has perdido a una mujer como yo. Yo no he perdido nada, porque no eres un hombre». Tom Brusse le respondía recordándole los problemas que tenían antes de entrar en el ‘reality’. «Yo tampoco he perdido nada. Nuestra relación no era buena, hemos venido aquí para solucionar problemas como los celos».

«Vuestra la casa me parece la casa de Playboy y tú te has sentido el dueño porque eres el que peor se ha portado. Eso lo primero. Lo segundo: No me he enamorado de David, que es con quien he tenido las citas, porque te quiero a ti. Porque si no hubiera hecho algo. Pero no necesito hacer juegos guarros y cerdos para ponerme caliente y sentir que deseo a otra persona».

 

Telecinco

«El día que te despediste y te pusiste a llorar en mi pecho pensé: Tom es el amor de mi vida. Ese día sentí que tenía plena confianza en ti y que nunca había querido a nadie como te he querido a ti», añadía. «¿Sabes lo que me has hecho? ¡Me has hecho sufrir». Entonces, Tom le ha soltado una frase que la ha dejado con la boca abierta: «Contigo no era feliz. Cada dos o tres días me querías echar a la mierda». «Las peleas que teníamos era porque desaparecías», le contestaba Melyssa. «Desaparezco porque no estoy bien contigo», replicaba el concursante.

Tom Brusse: «Contigo no soy yo. No era feliz»

«Voy a acabar la cosa rápido. No estoy feliz contigo. Estaba muy enamorado de ti. Pero increíble…», detallaba Brusse. «El día que llegaste a la casa tenía un click que no podía vivir así. No quería más celos. Contigo no soy yo. No era feliz». Sandra Barneda le preguntaba si quería continuar con su novia. «Melissa es una persona que he querido mucho, pero con su comportamiento mi amor ha cambiado. Necesito pensar en mí, necesito ser feliz y con Melissa no lo era. Y no lo voy a negar: empiezo a tener sentimientos por otra persona«.

«Lo que más me duele es seguir queriéndote», admite Melissa

Rota en llanto, Melyssa no ocultaba su dolor. «No es el caballero tan educado y respetuoso que dice ser. Su vida es una farsa». El joven de Marruecos se disculpaba de ella: «Quiero disculpar por hacerte daño. Sigo queriéndote, pero empiezo a tener sentimientos por otra persona». La joven pasaba del dolor a la indignación y al enfado: «¡Qué desgraciado! ¿Puedes por un momento ponerte en mi lugar? ¿Te das cuenta de lo que me has hecho? ¡Me pides disculpas en vez de pedirme perdón!».

«Después de lo que he hecho no sabía ni dónde ponerme. Estaba perdido», indicaba Tom. «He tenido noches sin dormir. Me quería morir, Tom. Porque me demostraste ser una persona que no existe. ¡Te tengo rabia, tío! Y lo que más me duele es seguir queriéndote. Esperaba que hoy llegaras aquí y que me dijeras que esto era una venganza o que al menos rogaras amor por mí. Pero no lo has hecho. Si no eras feliz contigo me lo habías dicho antes».

Finalmente, Melyssa ponía punto y final a su relación con Tom. «En mi vida he sufrido tanto. En mi vida lo he pasado tan mal… ¿Te has quedado a gusto? Explícamelo porque no lo entiendo. ¿No te da vergüenza que tu padre vea esto?». Tom se reafirmaba: «No me arrepiento de haber hecho eso. Sí, por el dolor. Lo siento». Melyssa quiso saber: «¿Te has enamorado de ella?». El joven respondía: «No, todavía no».

«Eres la peor decepción de mi vida»

La despedida no pudo ser más dolorosa. «Que te vaya muy bien en la vida y no vuelvas a hablarme. Eres la peor decepción de mi vida y ella es otra guarra asquerosa que se ha dejado llevar por ti y por tus mentiras. Me da tanto asco que no me merece. Yo acabo de subir de rango. Soy mejor persona que él», decía la canaria. Y anunciaba que abandonaría la isla «sola. Me quiero ir con mi familia. Quiero resguardarme en las personas que me quieren de verdad. Y algún día daré gracias de haber venido aquí y haberme dado la cuenta de la persona con la que he estado. Todo lo que no me has valorado tú me valoro yo». Tom confesaba sentirse aliviado: «Hoy va a ser el inicio de una nueva vida. Lo siento por las imágenes y la falta de respeto, pero ha llegado un momento que no podía más». Melyssa zanjaba: «Que te vaya muy bien en la vida y no vuelvas a hablarme y no quieras saber nada de mí».