Después de varias semanas de idas y venidas, Sandra Pica y Julen han protagonizado por fin el primer ‘edredoning’ de ‘Secret Story’.


Sandra Pica y Julen han protagonizado el momento más llamativo de la primera edición de ‘Secret Story’. Cuando llevan apenas unas semanas en el ‘reality’, la cercanía entre el extronista de ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’ y la exparticipante de ‘La isla de las tentaciones 2’ es más que evidente. Tanto es así que han protagonizado el primer ‘edredoning’ de ‘Secret Story’.

A pesar de que a lo largo de la historia los protagonistas de los ‘edredonings’ esperan a que se apaguen las luces de la habitación para dar rienda suelta a su amor, Sandra y Julen no han querido perder el tiempo. El tonteo era evidente y todo ha empezado cuando la que fuera pareja de Tom Brusse se ha acercado hasta la cama de Julen para hablar un rato. Las polémicas que hay ahora mismo en la casa hace que muchos quieran desconectar junto a los compañeros con los que mejor relación tienen.

Poco a poco se ha ido animando la cosa. Sandra se ha tumbado cerca de Julen y la química que hay entre ellos se ha vuelto a hacer evidente. Sobre las dos de la madrugada, Sandra y Julen se dejaban llevar y haciendo gala a lo que llevan haciendo todas estas semanas, han vuelto a acostarse juntos. Al final, la situación ha acabado en un edredoning, el primero en ‘Secret Story’. 

Después de varias semanas de constantes idas y venidas y de tener una relación que desconcertaba a todos los habitantes de la casa de los secretos, la pareja ha decidido dar un paso más y dejar claro que entre ellos hay más que una amistad. Han sido muchos los compañeros de la casa los que le han hecho saber que tenían que dejarse llevar… ¡y así lo han hecho!

Sandra y Julen protagonizan el primer edredoning de ‘Secret Story’

© Telecinco.
Desde que llegaron a la casa de ‘Secret Story’, Sandra y Julen han dejado claro que entre ellos seguía habiendo tensión. La química era evidente y tras varios días de dudas, ahora pareja ha terminado haciendo lo que más deseaban. De hecho, sus compañeros veían claro desde fuera que la atracción era evidente. Sin embargo, Sandra no terminaba de verlo claro.
Hace unos días, en confesiones con Fiama, Julen llegó a reconocer que estaba cansado «del jueguecito» de la ex de Tom Brusse y que se sentía «ridículo». En otra conversación con Luis Rollán, Sandra se abría en canal y confesaba cómo se sentía: «Es muy jodido estar a gusto con una persona con la que no solo ha sido esto, ha habido más cosas y de repente estar en un sitio, levantarte con él, acostarte con él. Los primeros días muy bien, pero ahora ya pasan las noches, una caricia y tal y cual y te remueve».