Dos meses después de alzarse como tercera finalista de 'GH VIP 7', la colaboradora ha vuelto a su trabajo en Telecinco.


Casi dos meses después de alzarse como tercera finalista de ‘GH VIP 7’, Mila Ximénez ha regresado a ‘Sálvame’. Su vuelta al trabajo ha estado cargada de emociones diversas: desde la alegría por volver a ponerse delante de las cámaras de televisión a la felicidad de reencontrarse con algunos compañeros. O la indignación al escuchar algunas de las críticas vertidas por sus colegas en relación a su paso por el ‘reality’ de Guadalix de la Sierra. Esto es todo lo que ha dicho al volver a ocupar su asiento en el programa de Telecinco.

El esperado retorno de Mila a Telecinco

Desde el pasado 19 de diciembre (y a excepción de su visita a ‘Sábado Deluxe’), Mila no había pisado los platós de Mediaset para ejercer sus funciones de colaboradora. Esta semana, tras unas largas y merecidas vacaciones, la sevillana ha retomado su trabajo.

En su esperado retorno a la pequeña pantalla, Mila ha respondido tajante al juicio que hicieron sus compañeros de su estancia en Guadalix. «Si mi concurso ha sido una mierda, la audiencia ha decidido dejarme hasta el final. Por algo será», explicaba.

La andaluza admitía que nunca imaginó llegar tan lejos como concursante de ‘Gran Hermano’. «No esperaba llegar a la final siquiera. He hecho las maletas dos veces para irme de la casa».