Elsa Anka ha puesto sus miedos a prueba en un programa de Cuatro, pero no estaba sola, su hija, Lidia Torrent, estaba a su lado mostrando su orgullo ante los avances que realizaba. Vea el vídeo


Suele ser común que los padres ayuden a sus hijos a enfrentarse a las dificultades que se les presentará en la vida, pero hay ocasiones en las que son ellos los que deben salvar a sus progenitores de sus propios miedos, ayudarles a superarlos y a afrontar la vida sin limitaciones. Es el caso de Lidia Torrent, que ha conseguido que su madre, Elsa Anka, se sienta preparada para superar su fobia a las alturas desde el programa de Cuatro, ‘Los miedos de…’. La presentadora y su hija demostraron lo unidas que están con este reto, como prueba del especial vínculo que las une, especialmente ahora que la camarera de ‘First Dates‘ está embarazada de su primer hijo.

Vídeo: 'Los miedos de...'

La primera parada llevó a Elsa Anka a un rocódromo donde escaló una pared vertical. Fue una prueba muy difícil para superar, no en cuestiones físicas, sino en la parte más complicada de entrenar, la psicológica, viéndose impedida por su miedo irracional a las alturas, llegando incluso a quedarse bloqueada y teniendo que ser bajada para después hablar con un psicólogo cobre la experiencia y el triunfo que supone en sí haber llegado a subir escalando las rocas. Con el psicólogo se llegó a la raíz de sus miedos, descubriendo que un viaje a México sembró la semilla del pánico, para después proponerse un reto mayor: saltar en paracaídas y así dejar atrás de una vez por todas su fobia. Una prueba en la que también estuvo presente Lidia Torrent, cogiéndole la mano a su madre para insuflarle fuerzas y ánimos, además de dejarle claro lo orgullosa que está de ella por su determinación a enfrentarse a sus miedos.

Un sentimiento que Lidia Torrent ha dejado plasmado también en sus redes sociales al compartir el vídeo del momento: “Son los padres los que les dicen a los hijos que están orgullosos de ellos. Pero te aseguro que estoy súper orgullosa de ti y que te admiro mucho. Ya lo sabes”. Y es que Elsa Anka, aunque tuvo muchos reparos, finalmente saltó del helicóptero en paracaídas con ayuda de un monitor y, aunque creyó que iba a desmayarse en plena caída, finalmente tuvo que dejarse llevar y hasta disfrutó de la experiencia. Vea el vídeo del momento.