El presentador ha lanzado varios zascas a Hugo Sierra, que se ha quedado a las puertas de la final de ‘Supervivientes 2020’ y regresa a casa como cuarto finalista.


No ha podido ser. El sueño de Hugo Sierra de llegar a la final de ‘Supervivientes 2020’ se ha visto truncado y se ha quedado a las puertas de lograr la victoria en el ‘reality. El ex de Adara Molinero regresa a casa como cuarto finalista. Una derrota que el uruguayo no se ha tomado muy bien. En su despedida reivindicaba su manera de comportarse en los Cayos Cochinos lo largo de estos tres meses y medio. «Tengo una forma de ser muy visceral, soy muy polémico en algunos aspectos. Tener la boca grande hay gente que no lo entiende y por no casarme con nada… porque de eso se trata. En la vida hay que ser real», decía.

Abandona la televisión: «Dejaré de hacer realities»

«Nunca, en ese sentido… no voy a cambiar nunca. Será lo que le enseñe siempre a mi hijo: a morir de pie y no vivir arrodillado. Sé que para mi gente y para mí mismo soy un ganador de este concurso y me voy por la puerta grande», explicaba. Y a continuación lanzaba un inesperado anuncio: deja la televisión. «He estado reflexionando estos días y los realities no son para mí. Soy el ganador de esta edición. Dejaré de hacer realities. Me dedicaré a mi profesión. Hasta aquí llegó mi historia televisiva porque no tengo el temple para esta historia».

Jorge Javier Vázquez no se tomaba muy en serio su decisión de dejar de formar parte de la pequeña pantalla. «Tu discurso me lo creería… Ahora tienes la pataleta de ‘no voy a participar en un reality. Te vas como el gran perdedor de esta edición. Si algo ha quedado claro en esta edición es que no sabes perder. Me gustaría tener un padre que me dijera que en la vida también hay que saber perder», le soltaba el presentador.

El zasca de Jorge Javier Vázquez al ex de Adara Molinero en la final

«Llegar al número cuatro de una edición tan extrema como ésta es una auténtica maravilla, es para sentirse orgulloso. Una derrota forma parte de la vida y puedes sentirte muy orgullo de hasta donde has llegado. Una cosa que tampoco entiendo de ti es que si algo nos tiene que enseñar la vida es lo contrario a esa frase de ‘yo soy así’ que dices. Decir no voy a cambiar es el primer paso para no cambiar nada y para no aprender nada», espetaba Vázquez. «Eres un auténtico coñazo de tío, pero eres mi coñazo. Me encantas. Me ha encantado tenerte en este programa. Tengo muchas ganas de saludarte en persona», zanjaba.

Uno de los concursantes más competitivos de la edición

El paso de Hugo Sierra por los Cayos Cochinos será recordado por su convivencia con Elena Rodríguez, madre de Adara y abuela de su nieto. También por su relación sentimental con la argentina Ivana Icardi. La pareja vivió semanas de tórrido romance al comienzo del concurso. Incluso desataron su pasión frente a los focos, ante millones de espectadores. Pero lo que en un principio parecía un idilio con posibilidades pronto se quebró ante el afán de Hugo por destacar como concursante. Ivana, muy buena en las pruebas físicas, le superó en más de una ocasión. Eso empezó a desestabilizar a Hugo, quien optó por romper con la joven en el ecuador del programa.

En una de sus últimas reflexiones sobe su concurso, Hugo Sierra admitía: «Yo no sabía mucho de la convivencia, no hice curso de nada. Creo que he permanecido bastante bien en todos los aspectos». Hugo considera que ha tenido una gran evolución a lo largo de estas 15 semanas de concurso y si tuviera que dar marcha atrás no rectificaría ninguno de sus pasos. «Ir aprendiendo día a día a hacer cosas, nada más, soy una persona que le gusta mucho luchar. Di el 100 por 100 siempre, en los momentos que estaba muy bajo, me sentía muy mal, se me vio como muy apático… Era lo que necesitaba en ese momento. No cambiaría nada».