El presentador confiesa su «tristeza y decepción» tras su acalorada entrevista a la malagueña en ‘Sábado Deluxe’: «Me sentí víctima de una trampa».


Este martes, Jorge Javier Vázquez se ha sincerado antela audiencia de ‘Sálvame’ y ha contado a corazón abierto cómo se ha sentido tras su acalorada entrevista con María Teresa Campos en ‘Sábado Deluxe’. Un encuentro en el que la andaluza se mostró especialmente hostil con el de Badalona, quien el pasado sábado se enfrentó a una de las citas más tensas de su trayectoria profesional.

Han pasado tres días desde que el presentador y la malagueña se vieran en pleno directo. Fue una entrevista complicada, en la que a María Teresa se la notaba incómoda y lanzaba numerosos ataques contra Jorge Javier. Incluso llegó a amenazar con abandonar el programa cuando se le preguntaba por determinadas cuestiones de su vida personal. Este martes, Jorge Javier ha hecho balance. Y sus conclusiones han dejado a la audiencia, y a sus compañeros, con la boca abierta.

Jorge Javier califica su entrevista con María Teresa Campos: «Fue un auténtico shock»

«No puedo entender que me pusiera las coas tan complicadas y de una manera tan sucia. Lo pasé muy mal el sábado en la entrevista con Teresa y creo que no me lo merezco», ha señalado. En estos últimos 20 años, a Jorge Javier y María Teresa les ha unido una relación de afecto personal y de respeto profesional. «He intentado protegerla por el cariño que le tengo. Muchas veces hemos hablado por teléfono nos hemos desahogado los dos», añadía.

Telecinco

«Lo que pasó el sábado ella no me cabe en la cabeza que me lo hiciera a mí. Y sobre todo hay unas líneas rojas que yo por honestidad no puedo pasar. Hay temas con los que no se puede hacer broma bajo ningún concepto. Hay bromas o temas sobre los que jamás se pueden hacer bromas porque hay muchas posibilidades de que los tiros salgan por la culata. Yo puedo recibir críticas, puedo gustar, puedo no gustar, pero hay algo por lo que no puedo pasar», sentenciaba, con el rostro serio.

Y es que el pasado sábado, al terminar la emisión de ‘Sábado Deluxe’, recibió una llamada de su progenitora. «Recibí una llamada de mi madre. Creo que jamás la he escuchado hablar con un tono de voz tan entrecortado, tan preocupado, tan indignado. Su primera pregunta fue: ¿estás bien? Yo, claro, había salido de una entrevista que fue un auténtico shock. No acababa de calibrar lo que había sucedido. A las 3:15 de la madrugada me dijo: si la llego a tener delante no sé lo que le hago. No te puede imaginar cómo están tus hermanas».

Jorge Javier ha hecho referencia a las «vejaciones» que recibió por parte de María Teresa Campos durante todo el tiempo que duró la entrevista. Su único propósito era sacarme de sus casillas y que yo ofreciera la peor versión de mí mismo. Afortunadamente no lo consiguió. Que unas trampas te vengas de una persona que quiero dese hace 20 años…», se lamentaba. «Lo que tengo es tristeza y decepción. Por mi parte no sé qué pasará, pero no tengo ningún interés ya en tener ningún tipo de relación ni con ella ni con sus hijas. Después de la entrevista del sábado me siento profundamente liberado porque no es la primera vez que María Teresa Campos me ha maltratado en un programa de televisión».

«María Teresa Campos ya no es parte de mi vida»

«Me sentí víctima de una trampa porque la conozco desde hace muchísimos años», añadía. «María Teresa ha sido una persona a la que le tenido mucho cariño, pero hay situaciones que no estoy dispuesto a pasar. No tengo ganas de hablar con ella. No lo intentes, María Tersa, porque a lo mejor pasará mucho tiempo hasta que tenga ganas».

«Ella no tolera que nadie quede por encima de ella en un plató. Es algo que se la llevan los demonios. Ahora mismo no tengo argumentos para encontrar que sea buena persona. Es lo que me tiene roto. Todo el amor que le sientes a una persona… María Teresa ya no es parte de mi vida».

GTRES

El presentador no ha ocultado que aún no comprende por qué María Tersa lo trató de manera tan brusca en ‘Sábado Deluxe’. «Estoy muy descolocado y muy inquieto porque el sábado se podía haber liado de una manera tremenda y horrorosa. Los titulares hubieran sido: ‘Jorge Javier se ensaña con la veterana presentadora».

A toro pasado, lo que más le duele a Jorge Javier es saber que su familia sufría al ver su entrevista con la malagueña. «Que me lo haga otra persona me da igual. Cuando vas a la guerra sales siempre herido, pero que te lo haga una persona a la que conoces desde hace 20 años, ¿cómo se repara? Ella tiene 79 años, pero mi madre tiene 80. Esa horas que pasó mi familia así por parte de una persona a la que yo tenía respeto, ¿eso quién lo repara?», explicaba.

Decepcionado con Terelu y con Carmen Borrego: «No han estado a la altura»

«Pasé un domingo fatal porque se me cayó una venda de los ojos. Fue tremendo. Darme cuenta de que esa persona a la que había tenido tanto respeto puedo hacerme tantísimo daño. Pasé un domingo fatal, horroroso, No entiendo como después de haberla llamado toda la semana el domingo no llamó. N ocreo que se lo hubiera cogido. Lo que más eché de menos fue una llamada de Terelu y de Carmen Borrego diciendo: ‘Jorge, lo sentimos’. Pero ese silencio de las dos, tanto de Terelu como de Carmen, me pareció totalmente ofensivo, porque ellas no son su madre. Una llamada de ellas diciendo lo siento me hubiera reconfortado», zanjaba. «No han estado a la altura».

«Para mí es muy doloroso, pero estoy harto de que nos callemos siempre los mismos. De que nos callemos siempre por el respeto que tenemos a unas personas que llevamos viendo en televisión desde hace años y a las que admiramos. Por honestidad y por amor a mi familia, que está por encima de mi profesión lo siento pero no debía permanecer en silencio», concluía.