«La diferencia entre Lydia Lozano y Anabel Pantoja es tener la certeza de dónde se trabaja y qué significa trabajar en ‘Sálvame'», ha afirmado enfadado.


Jorge Javier Vázquez ha hablado alto y claro, pero esta vez lo ha hecho mostrando su molestia por la posición que ha adoptado Anabel Pantoja en el conflicto entre su tía, Isabel Pantoja, y su primo, Kiko Rivera. La colaboradora fue muy crítica con el reality ‘La Casa Fuerte’ cuando le revelaron a Isa Pantoja algunos titulares que había dado su hermano en esta guerra mediática. Ahora, el presentador no ha ocultado su enfado públicamente por ello. 

© Telecinco.

«Me tienes calentito», le ha dicho Jorge Javier Vázquez en ‘Sábado Deluxe’. No solo eso, también la comparaba con Lydia Lozano y le decía que ella sí sabe dónde trabaja y qué significa formar parte del plantel de ‘Sálvame’. Unas afirmaciones que ha dicho cuando la colaboradora no estaba en plató, Anabel continúa recuperándose de su rotura de peroné en Gran Canaria. Sin embargo, el de Badalona aseveraba que deseaba que estuviese viendo el espacio para que conociese todo lo que le tenía que decir.

«He tomado una determinación con ella», advertía enfadado. Cabe recordar que Anabel utilizó sus redes para asegurar que veía «innecesario que le comunicaran» a su prima ese contenido a pesar de que sabía que se trataba de un tema de actualidad. Tras conocer este hecho, Isa Pantoja terminó rota en lágrimas. 

Telecinco

El cisma familiar ha pillado a Anabel recuperándose de su lesión, y está intentando mantener al margen de la polémica. A sus compañeros de programa no les está gustando su postura y abogan porque tome partido. Tan solo se mostró molesta cuando ‘La Casa Fuerte’ desveló algunas recientes y demoledoras declaraciones que Kiko Rivera había vertido sobre su madre.

La raíz del conflicto

El distanciamiento entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera surge a partir de la entrevista del DJ en ‘Sábado Deluxe’ donde aseguró que estaba viviendo sus horas más bajas. Su madre participó en directo a través de una llamada telefónica y le dijo que no tenía razones para sentirse así. Una intervención que fue vista por algunas voces como egoísta. Desde entonces han salido a relucir diversas desavenencias, se han vertido numerosas reproches y el marido de Irene Rosales está siendo muy duro con su progenitora.

© Telecinco

Una guerra que se está librando a través de llamadas a programas de televisión, conversaciones privadas con periodistas, pero también en redes. Kiko utiliza su cuenta de Instagram para lanzar mensajes como el siguiente: «Señores yo no soy el malo de esta película lamentable. Solo soy alguien a quien la persona que más idolatraba me ha fallado de una manera irreparable engañándome toda la vida. Aun así yo no hice esto público ya que yo no fui a hablar de ella y sí de mis intimidades de las cuales soy dueño. Esa llamada no vino a cuento y las llamadas a terceros ya ni te cuento».