Antena 3

Joaquín Cortés, tras el disfraz de Erizo, gana la final de ‘Mask Singer’

El bailarín triunfa en la segunda edición del concurso, en cuya final también han sido desenmascarados María Pombo, Anne Igartiburu, Tamara Gorro y Willy Bárcenas.

Que tenía talento para el baile lo sabíamos todos, pero que se le daba bien cantar ha sido una sorpresa para la audiencia de Antena 3. Este jueves, Joaquín Cortés se ha alzado con la victoria de ‘Mask Singer: adivina quién canta’. El concurso ha llegado a su final con el bailarín como artista revelación en su segunda edición.

Desde que comenzó el certamen, nadie había logrado imaginar que el artista se escondiera tras el disfraz de Erizo. Los investigadores (Los Javis, José Mota y Paz Vega) barajaron la posibilidad de que quien ocultase su rostro tras el atuendo del espinado animal fuese Antonio Carmona, Fran Rivera o Manuel Díaz El Cordobés. Pero no: se trataba del bailarín, que se ha mostrado encantado de haber despistado a todos.

«Lo he hecho sobre todo por mis hijos»

«Soy papá de un niño de dos meses y también de otro de dos años. Lo he hecho sobre todo por ellos», decía. Y confesaba que lo más difícil de su paso por el programa fue el hecho de no poder bailar, tal y como le pidieron desde dirección para no levantar sospechas: «Me lo prohibieron y eso es muy difícil para un bailarín».

En total fueron cuatro las máscaras que llegaron a la gran final: Monstruita, Erizo, Huevo y Plátano. ¿Sus identidades? Te las contamos una a una:

Antena 3

Willy Bárcenas era Plátano. La suya ha sido una de las participaciones más impactantes de la gala. Willy dejaba a los espectadores boquiabiertos con su interpretación de Bohemian Rapsody de Queen. «Eres un grandísimo artista, tío. Y llega hasta aquí la energía tan bonita que tienes», le decía Javier Ambrossi.

«Me lo propusieron y desde que nació Taburete decían este no canta, este está aquí por no sé qué. Y pensé: voy a un programa donde hago de Banana. me habéis hecho sentir increíblemente bien. Me voy a tatuar un plátano. El año pasado nos nominaron a un Grammy no lo ganamos. Si el año que viene lo ganamos me disfrazo de plátano«, contaba el intérprete.

Antena 3

Y quien estaba detrás del disfraz de Huevo no era Almudena Cid -por su manera de levantar la pierna en el escenario- sino María Pombo. La influencer confesaba haberse divertido muchísimo a su paso por el programa: «Ha sido un sueño cumplido. De mayor quiero ser huevo porque me he sentido muy bien dentro». Ambrossi destacaba la «calidez mágica» de su voz.

Antena 3

Otra gran sorpresa de la noche la dio Anne Igartiburu. La preentadora, tras la máscara de Monstruita, daba como pistas que había trabajado como dependienta o que «en otra vida debí ser una bestia flamenca. No sé qué tiene la tierra andaluza que me vuelve loca. Tuve un grupo de rock».

Los jueces creían que la identidad oculta bajo su atuendo era la de Elsa Pataky, Malú, Tania Llasera, Verónica Sánchez o Susanna Griso. No dieron ni una. Algo que a la vasca le resultó divertidísimo. «Me lo he pasado bomb», admitía. «Es muy duro, te tienes que tumbar para meterte dentro. ¡No sabes lo que es esto!». Más tarde explicaría el porqué de sus pistas: «Estuve cantando en un grupo de rock con mi hermano. Verlo en casa es una cosa, pero en casa deben estar pensando: ¡Mamá!». Por último, destacaba: «Ha sido un placer estar aquí».

Antena 3

Cabe destacar que la última entrega de ‘Mask Singer’ ha contado con una sorpresa añadida: la de Dama Centella. La máscara digital, que ha estado dando vistas a través de ATRESplayer, subía por primera vez al escenario antes de revelar su identidad ante los espectadores. No se trataba ni de Lola Indigo, ni de Ana Fernández, ni Mónica Naranjo, ni Marta Sánchez. Era Tamara Gorro la que cantaba y bailaba con mucha gracia tras el atuendo de damisela ‘virtual’. «Me lo he pasado de maravilla. Me pongo a cantar y me creo una Marta Sánchez», decía, divertida.

Bertín Osborne y Ainhoa Arteta, los últimos desenmascarados

Telecinco

María Zurita era ‘Dragona’ y Pepe Reina, ‘Pingüino’

Antena 3