El cantante ha visitado ‘El Hormiguero’, donde ha anunciado que se retira de los escenarios cuando termine su gira por España y América.


El plató de ‘El Hormiguero’ ha recibido este martes la visita del cantante Joan Manuel Serrat, que se despide de los escenarios con su gira El vicio de cantar 1965-2022. Esta  arrancará en abril de 2022 y supondrá, probablemente, su último tour por nuestra geografía. Aunque también tiene programado actual en América. En total, serán unos 70 conciertos por España y el nuevo continente en los que el catalán hará un repaso por su extensa trayectoria musical. Además, Serrat el 50 aniversario de uno de sus temas más míticos: Mediterráneo.

«¿Cómo te vas a ir si la gente te aplaude como te aplaude?», le ha preguntado Pablo Motos nada más arrancar la entrevista. Para su legión de seguidores, el anuncio de su retirada no ha sido una noticia agradable. “Antes de que me despida un virus o la salud o el público, prefiero despedirme yo. Cuando empecé no tenía una fecha de caducidad, pero lo que me ha hecho decidirlo han sido estos más de dos años viviendo lo que estamos viviendo”, ha dicho.

«Retirarse a los 79 años no me parece una mala edad”

En su decisión de dejar de cantar frente al público ha tenido mucho que ver la crisis sanitaria. Desde que estalló la pandemia ha reflexionado mucho sobre el momento en el que se encuentra. “Yo esto lo he pasado en mi casa sólo con mi mujer, pero tenía verde, animales, libros, no lo pasé mal, sin embargo se me hizo tremendamente largo este período sin poder subirte a un escenario”, confesaba.

“Cuando vi que había una rendija para meterme, me tiré de cabeza y pensé en hacer esto, la suerte es que tomé la decisión porque toda la profesión está en las mismas circunstancias y los escenarios son limitados”, añadía. “Vi que había que tomar una decisión en este sentido, pero planteo la retirada después de un año haciendo conciertos, espero que se una reitera, suave, agradable muy dulce y muy emocionante. Retirarse a los 79 años no me parece una mala edad”.

GTRES

En su encuentro con Pablo Motos, el cantante ha contado cómo se encuentra su amigo Joaquín Sabina, con el que ha compartido una de las giras más míticas de su carrera. «Mi último concierto fue hace casi tres años, en el que Joaquín Sabina se cayó del escenario en brazos de algún sanitario», ha recordado entre risas. «Ahora creo está bien porque estuvimos bebiendo un poco… Él se bebió un par de tequilas ‘ajimenados’, es decir, pasados por la mano de su mujer Jimena, y a mí me sirvió un champagne delicioso. Está bien, con sus rutinas, ayer mismo le vi», añadía. “Hablamos de Almudena Grandes, que era como de su familia”.

Lo que piensa de su canción ‘Mediterráneo’

El de Requena le ha preguntado: «¿Has pensado en la última canción del último concierto?», y Serrat le contestó negativamente: «Si empezara a pensar en el último concierto, se me crearía mucha angustia, yo voy como Simeone, partido a partido”. También ha hablado de una de sus canciones más representativas, Mediterráneo, que cumple 50 años de vida. Para el presentador «es posiblemente la canción más bonita de la música española». Sin embargo, el invitado no cree lo mismo: “No estoy de acuerdo, hay cientos de canciones que me han llevado a mí con emociones y aprendizaje a que salga esta canción. Eso sí, es una canción sumamente afortunada por el cariño que ha recibido siempre de la gente”.

”Mediterráneo” es posiblemente la canción más bonita de la música española: “No estoy de acuerdo, hay cientos de canciones que me han llevado a mí con emociones y aprendizaje a que salga esta canción. Eso sí, es una canción sumamente afortunada por el cariño que ha recibido siempre de la gente”.

Otra de las cuestiones de las que ha hablado en el programa de Antena 3 es sobre el «taburete que lleva contigo más de 40 años». Serrat le contestaba: “Hay uno original y tengo dos copias. El original está en una caja fuerte y en algún concierto lo saco, pero lleva conmigo desde el año 1969. Era un taburete de la barra del Bar Bocaccio, en Barcelona, que un día me lo llevé a casa y desde entonces lleva conmigo con el beneplácito del dueño del bar. Se fue deteriorado y decidí hacer dos copias, una la tengo yo y otra Joaquín Sabina”.

«A los viejos se les trata como ‘kleenex»

Ahora que se encuentra en la recta final de su carrera, Joan Manuel Serrat ha querido lanzar un alegato sobre la tercera edad. “Es una sociedad bastante cobarde y miedosa, todo aquello que le da miedo lo ignora. A los viejos los trata como ‘kleneex’, los usa y se desprende de ellos”, se ha quejado. “Los viejos no gastan y esto no conviene, los niños sí porque sus padres gastan por ellos… Uno de los negocios más rentables que existen hoy son los geriátricos porque hay una tendencia a desprenderse de los ancianos, tenemos todas las cuentas pendientes con ellos”. Incluso lanzaba: “Creo que lo que teníamos que hacer es un partido de viejos”.