La muerte de su madre ha supuesto un duro golpe para Irene Rosales. El pasado 6 de febrero la mujer de Kiko Rivera decía adiós a una de las personas más importantes de su vida quien fallecía tras luchar contra una complicada enfermedad. Diez días después, la colaboradora ha regresado a su puesto de trabajo como colaboradora del programa ‘Viva la vida’. Visiblemente emocionada, no podía evitar romper en lágrimas: «Estoy destrozada».

«Me ha venido de golpe»

Irene se ha mostrado muy afectada, pero ha sacado fuerzas de la flaqueza. Reconocía que estaba nerviosa y se mostraba muy agradecida por la fuerza que le habían transmitido sus compañeros: «Mi vida también sigue. Tengo dos niñas y un marido y tengo que continuar». La presentadora Emma García ha animado a la sevillana con las siguiente palabras: «Seguro que tienes la fuerza de esa estrella que brilla más fuerte que nunca».

«Estoy destrozada, es algo que ha sido muy pronto. Me ha venido de golpe», ha confesado. Su madre luchó contra una enfermedad que llegó de repente y en dos meses se fue. Está muy agradecida hacia aquellos que la han apoyado, entre ellos, sus compañeros: «En momentos malos te das cuenta del fondo y el corazón que tiene cada uno. No tengo ninguna pega de ninguno de mis compañeros».

1Nunca creyó que se fuera a ir

«Me despedí sin quererlo», ha afirmado sobre el momento del fallecimiento. Añadía que no daba crédito ante la noticia de la pérdida.

2"Mi madre era mi todo"

«Me llevo la pena y a la vez la alegría de que se fue conmigo a solas, en casita. Me mata por dentro pero también me llena», ha explicado.

3"Me siento culpable"

Los sentimientos de culpabilidad le pesan hoy día, cuando sale con sus amigas para despejarse, solo piensa: «¿Estaré haciendo algo malo?». 

4"He venido a trabajar estando mi madre muy malita"

Está destrozada, pero espera que el tiempo cure sus heridas. Los últimos meses han sido muy complicados, ha llevado con discreción la enfermedad de su madre y no ha faltado a sus compromisos profesionales.

5"Tengo que salir adelante por ella"

Quiere recuperar la normalidad y sabe que su madre así lo desearía: «Estoy en mi derecho de salir y despejarme». 

6Una piña con sus hermanos

La familia está siendo un pilar fundamental para superar la pérdida, sobre todo sus hermanos que han vivido como una auténtica piña este duro golpe.

7Su padre recibe el cariño de sus cinco hijos

«Espero que no me falte hasta dentro de mucho», afirmaba sobre su progenitor para quien también ha sido un auténtico mazado la pérdida de su mujer.

8Kiko Rivera le manda un mensaje

«Es la persona más importante que me está ayudando ahora mismo. Que más está entendiendo mis cambios de humor, que los estoy teniendo», ha asegurado sobre su marido. «No sé qué hubiese sido sin él en mi vida», ha dicho rota en lágrimas.