La mujer de Kiko Rivera habla sobre la cantante y desvela si volverá a Cantora en su visita a la casa de ‘Secret Story’.


Este jueves, la casa de ‘Secret Story’ ha recibido una visita muy especial. Irene Rosales ha entrado en la casa de Guadalix de la Sierra para dar una sorpresa a su amigo Luis Rollán, concursante del ‘reality’. La sevillana ha querido subir a la vivienda donde se desarrolla el programa para darle ánimo al colaborador en la recta final del concurso. En su reaparición en la pequeña pantalla ha hablado de Isabel Pantoja.

Consciente del distanciamiento entre Rollán y la cantante, la mujer de Kiko Rivera ha dejado claro que no cree que ambos se intercambien mensajes cuando el andaluz salga del espacio de Mediaset. «Whatsapp no creo que se manden, pero una llamada deberían tener», decía. Unas palabras con tintes de consejo para dos amigos que llevan tiempo sin verse y sin hablarse. «Luis se va a preocupar muchísimo por su amiga», se ha lamentado. Hacía referencia a la muerte de doña Ana, la boda de Anabel Pantoja, entre otros asuntos de la familia de los que Rollán no ha tenido conocimiento por estar dentro de la casa. La única vía posible para una reconciliación entre ellos sería el diálogo: «Se tienen que centrar en tener una conversación ellos».

Ha «echado de menos» a Isabel Pantoja

La que fuera colaboradora de ‘Viva la vida’ se ha mostrado muy sincera al confesar que ha «echado de menos» a la artista en el «momento más importante y duro de mi vida», pero no ha querido entrar en profundidades. Ahora mismo, su marido es su principal apoyo: «Con quien estoy ahora mismo es con quien estoy».

Telecinco

Cuando Jorge Javier Vázquez le ha preguntado si tiene algo que perdonarle a Isabel Pantoja, ha respondido: «Tendría que tener conversaciones con ella, pero ahora mismo no creo que se vayan a producir». Asimismo, ha afirmado que Kiko «está bien»a a pesar de que la guerra con su progenitora sigue en pie: «Lo lleva de la mejor manera posible».

¿Volverá a Cantora por Navidad?

Tampoco ha dudado en contestar si tiene planes de volver a Cantora. «¿A Cantora? No. Ahora mismo te digo que no», le ha dicho al presentador cuando este se ha interesado por una posible visita a la finca que la sevillana tiene en Medina Sidonia, y donde lleva refugiada prácticamente desde el estallido de la pandemia, a excepción de salidas puntuales por trabajo. Jorge Javier ha querido saber si existe alguna oportunidad de que la familia se reúna en fin de año en la finca. La exmodelo ha respondido: «No, no, qué va. El fin de año ya estoy organizando la cena en mi casa». Y aunque «todos sus fin de año han sido allí», con su suegra, este año tomarán las uvas en el domicilio que comparte con Kiko en Castilleja de la Cuesta.

Montaje SEMANA

Jorge Javier le ha dado la bienvenida a la que fue su casa -participó con el DJ en ‘GH VIP Dúo- y ella ha asegurado que estar allí le «trae muchos recuerdos«. Además, ha desvelado con qué se queda de todo lo que vivió en el programa: «Me quedo con los tres meses que la vida le ha regalado a mi madre para que disfrute de mis niñas mientras yo estaba aquí». Ella asegura que pese a haberse quedado sin su madre y sin su padre en tan poco tiempo, en estos momentos se siente tranquila y «llena de amor». No en vano, el de Badalona resaltaba: «Te veo muy bien».

Espera que Isabel Pantoja y Luis Rollán puedan tener «una conversación entre adultos»

Minutos más tarde, Irene se ha dirigido a Luis Rollán, por el que siente un enorme afecto. «Disfruta lo que queda, que luego esto se acaba. Lo estás haciendo genial», le ha dicho.  LA sevillana ha podido ver las palabras que ha dedicado el colaborador a Isabel Pantoja y no ha podido evitar emocionarse. «Luis ha sufrido mucho y ha llorado mucho. Para él no es una amiga, es un familiar y todo lo que hizo fue con la mejor intención de mediar, tanto a ella como a su hijo, pero creo y quiero que vuelvan a tener una conversación entre adultos».

En su reaparición en un programa de Telecinco después de que determinara dejar su trabajo como colaboradora en ‘Viva la vida’, Irene Rosales se ha mostrado serena. No se arrepiente de la decisión que tomó para sentirse bien consigo misma y dedicar más tiempo a su marido y a sus dos hijas: «Decidí poner un alto en el camino para recuperarme porque si no mi cabeza iba a estallar».