«Kiko está muy jodido y con mucha rabia», ha afirmado la colaboradora sobre el conflicto que mantiene su marido con Isabel Pantoja.


Irene Rosales atraviesa un tiempo complicado. La mujer de Kiko Rivera continúa guardando la cuarentena en casa superando el temido virus cuando su marido está, más que nunca, en el ojo del huracán por la guerra mediática que mantiene con su madre, Isabel Pantoja. «Yo le he dicho a mi marido que se calme un poco», aseguraba la colaboradora.

Gtres

“No es la semana más bonita de mi vida, pero la verdad es un día en el que estoy nerviosa, es un tema complicado para mí, es una situación muy complicada porque no sé qué hacer», afirmaba este mismo sábado en el programa ‘Viva la vida’, un espacio en el que ha intervenido a través de videollamada desde su casa.

«Kiko está mal. Si él se expresa así es porque le ha hecho daño», ha dicho Irene sobre las duras palabras que tuvo Kiko con su madre durante una llamada telefónica con el programa ‘Sálvame’. «A Kiko le dolió cómo la madre se ha defendido de las acusaciones que ha tenido a raíz de la llamada en ‘Sábado Deluxe’. La manera de demostrar que no ha sido egoísta con su hijo es diciendo estas cosas. El que sale perjudicado es Kiko. Le está diciendo que ha pedido la herencia, que su madre le ha cerrado el grifo…».

Instagram

Irene ha confirmado que madre e hijo no han hablado aún. «Kiko está un poco con la rabia y es muy impulsivo», ha afirmado sobre por qué llamó por teléfono y no solucionó el problema personalmente. Además, ella está intentando no llamar a su suegra. «Soy súper prudente y estoy en una situación que no sé cómo actuar. Es una situación muy difícil». Con estas palabras resumía el momento que atraviesa su marido: «Kiko está muy jodido y con mucha rabia».

Mucho se ha hablado en la última semana sobre la herencia de ‘Paquirri’, Irene ha sido muy clara al respecto: «Kiko no quiere la herencia para fiestas, ni para comprarse una casa, la quiere para que se solucione la situación con su madre». Explicaba que vender la finca fue una propuesta de su marido para acabar con diversos problemas económicos, pero que se la hizo hace mucho tiempo.

Instagram

Además, se mostraba preocupada por todo lo que se ha dicho y los daños que puedan ocasionar en la familia: «Me da miedo porque es mi marido y es un conflicto que tiene con su madre. Cuando hay intermediarios pueden existir muchas equivocaciones, claro que me da miedo». Asimismo ha querido señalar que ella lo único que desea es defender a su marido de las diversas acusaciones que le han hecho públicamente. «Él en ningún momento ha pedido la herencia de su padre», ha reiterado.

El pasado lunes, Irene tuvo ocasión de hablar con Isabel Pantoja a través de una videollamada para que viera a sus nietas, pero la sevillana está intentando mantenerse al margen. «Es su madre y yo no quiero opinar ni influenciar nada».

Continúa asintomática

«Estoy asintomática, no he sufrido ningún tipo de síntoma, estoy contenta porque he pillado el COVID cuidando a mi padre», ha afirmado. Su padre también ha dado positivo en Covid-19, pero tranquilizaba a la audiencia indicando que está bien: «Es un guerrero, no tiene síntomas y está fuerte”.