La interprete de «Se acabó» se ha posicionado en la guerra de los Pantoja y le ha lanzado un claro consejo a la tonadillera.


La guerra abierta entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja sigue dando que hablar y está en boca de todos. A estas alturas, han sido muchos los rostros conocidos los que se han posicionado a favor o en contra de cada protagonista. La última en hacerlo ha sido María Jiménez, quien se ha mostrado contundente a la hora de opinar acerca de lo que debería hacer la tonadillera para poner fin a todas sus desavenencias con su hijo.

© Redes sociales

Rotunda y muy clara, María Jiménez no ha tenido reparos a la hora de posicionarse a favor de Kiko Rivera a raíz de sus comentadas declaraciones y confesiones en la primera entrega de ‘Cantora: la herencia envenenada’. «No lo puedo comprender. A ninguno de los dos, pero menos a la madre que al hijo», se expresaba la cantante en ‘Viva la vida’ y posicionándose a favor del marido de Irene Rosales.

«El hijo en definitiva es la mitad de edad que ella y ella tiene que ser más sabia, tener más sabiduría y haber sabido que se casó con un torero. Tendría que haber templado la muleta y haberle dicho: ‘Hijo, ven aquí. No te pases, vamos a hablar los dos. ¿Qué te hace falta? Yo te lo doy. Si no lo tengo, me lo quito de la boca y te lo doy a ti. Y, si no, lo robo. Y, si no, lo pido’. Así es como yo reacciono, no tiene mayor secreto», continuaba explicando la interprete de «Se acabó».

De la misma manera, preguntada por Emma García por el consejo que le daría a Isabel Pantoja para que pueda arreglar la situación con su hijo, María Jiménez lanzó un claro dardo envenenado contra la tonadillera: «¡Qué vaya al psicólogo!«. Eso sí, dejó claro que ella no era nadie para aconsejar a los demás. Valorando todas sus declaraciones, la presentadora del espacio de Telecinco ha dejado muy claro que la jueza de ‘Idol Kids’ había actuado de muy malas formas: «No lo digo solo por su hijo, lo digo por ella. Porque esto se lo lleva para ella. Ojalá el tiempo lo cure todo o casi todo».  Sin embargo, María Jiménez hizo hincapié en que el tiempo «todo no lo cura» e hizo referencia a la muerte de su hija, una trágica pérdida de la que no ha podido recuperarse. «Esa herida siempre estará abierta, me acuerdo de ella todos los días», indicaba.

Kiko Rivera, centrado en encontrar su felicidad

Está siendo un año complicado para Kiko Rivera. A su conflicto familiar se le ha unido la trágica pérdida del padre de Irene Rosales, tan solo nueve meses después de que tuvieran que despedirse de su madre. El DJ no está pasando por un buen momento pero se ha mostrado muy implicado por lograr encontrar no solo su felicidad, sino también la de su mujer y sus tres hijos.

Hace unas semanas, el hijo de la tonadillera se abrió en canal con sus seguidores e hizo hincapié en que tocaba mirar por uno mismo. Así, el marido de Irene Rosales confesaba que está pasando por momentos tristes y oscuros. «Cada uno quiere a su forma. No pongo en duda que mi madre no me quiere o me haya querido. Si esa forma de querer a mí lo único que me trae es dolor, malestar y no me encuentro bien cuando estoy con ellos, entonces lo que haces es alejarte. Me alejo de lo que no me compensa y no me hace sentir bien (independientemente de sea quién sea)», relataba.

«Fue mi madre quién empezó. Yo no me callo, mis abogados están pendiente de todo. Quien lo quiera entender lo entenderá. Es así, uno se aleja de lo que no le hace bien y le hace sentir triste», sentenciaba. Kiko Rivera reconocía también que él ha contado su verdad y cada uno es libre de creerla o no creerla. El hermano de Chabelita Pantoja no está pasando por su mejor momento e insiste en que hay días en los que se siente más triste o todo lo contrario. «He sido siempre Rivera, ahora soy yo. Vienen noticias que la gente va a flipar», decía de forma rotunda un días antes de protagonizar un precioso reencuentro con Cayetano y Francisco Rivera.