La presentadora habla por primera vez de un posible acercamiento con su compañero Kiko Matamoros, pero se muestra prudente: «Tengo mucho que perder».


Apenas ha pasado un día desde que la audiencia viera a Carlota Corredera derrumbarse ante las cámaras de ‘Sálvame, agobiada por la presión que ha vivido en los últimos meses, a raíz de la emisión del documental de Rocío Carrasco y la postura que ella ha adoptado en relación a los testimonios vertidos en dicho programa. Este miércoles, la presentadora ha reconocido que lo está pasando mal, que este ha sido «su peor verano» en el programa y que está lidiando con la situación como puede. También ha hablado de manera sincera sobre el cisma que se ha generado entre los miembros del equipo, en especial con Kiko Matamoros, quien está dispuesto a abandonar su puesto como colaborador.

«Es verdad que estamos viviendo tiempos duros. Cuando hablo de tiempos duros no hablo ni de audiencias ni de contenidos. Hablo de sentimientos. Hablo de lo que supone venir aquí cada tarde con la fractura tan enorme y la polarización que existe entre nosotros con el tema de Rocío Carrasco», ha reconocido. Asimismo, ha explicado en detalle cómo se siente respecto a su compañero.

«Kiko no es el único que se ha sentido solo en el programa»

En un emotivo audio enviado en directo a Jorge Javier Vázquez, la periodista ha admitido que se ha sentido poco respaldada en el programa. «Dices que a lo mejor a lo que le pasa es que se siente solo, que ya no está Mila. Te quiero decir que a lo mejor Kiko no es el único que se ha podido sentir solo en el programa». Respecto a la cumbre de paz que le ha propuesto el presentador con Matamoros, Corredera ha dejado la puerta abierta a una posible reconciliación.

Telecinco

Eso sí, de producirse un encuentro ante las cámaras con su compañero tiene sus reservas. Está dispuesta a hablar, sí. Pero con ciertas condiciones. La gallega ha dejado claro que ambos están en un punto especialmente tenso. «Llevo semanas sin coincidir con él. Tengo una conversación pendiente con Kiko Matamoros. Estoy profundamente dolida con Kiko Matamoros a nivel personal y a nivel profesional», ha confesado.

«Estoy dispuesta a hablar»

«Es tan profunda mi decepción y mi dolor que yo nunca tendría una conversación con Kiko sobre mis sentimientos y sobre lo que me han producido sus palabras delante de las cámaras. Por este programa estoy dispuesta absolutamente a todo. A hablar, a escuchar, a reconocer a enmendar porque quiero que el programa continúe muchísimo tiempo. Porque este programa es mi vida», apuntaba.

Telecinco

De este modo se ha mostrado franca respecto a las posibles condiciones de su encuentro con Matamoros. No le importaría una conversación televisada, pero antes tendrían que comentar en detalle ciertos puntos sobre lo que les ha distanciado. «Le he dado muchas vueltas y creo que si nos vemos las caras en plató sin tener una conversación previa, él no tiene nada que perder y yo tengo mucho que perder», concluía.