Tras su polémica en las redes sociales, la colaboradora reconoce que le ha dado largas a la joven: «Le fallé».


Esta semana, Ylenia Padilla es noticia. En un directo de Stories en Instagram, la joven ha cargado duramente contra Telecinco y contra sus compañeros de ‘Sálvame… Incluida Belén Esteban, cuyo distanciamiento ha lamentado. Al parecer, la de Paracuellos ni la llama por teléfono ni le escribe mensajes por WhatsApp para ver qué tal se encuentra. Ante estas declaraciones, la colaboradora decía en ‘Sálvame’ que ha estado «muy liada». “Es verdad que hace mucho que no hablamos pero también llámame tú, ¿no?… Últimamente he estado súper liada. No voy a decir nada porque sé lo que va a pasar, pero me duele que diga eso, me duele. Yo soy su amiga, aunque ella crea que no”, zanjaba.

«Ella sabe que tiene mi mano»

Sin embargo, este jueves, Belén ha matizado sus palabras. Lo ha pensado bien y, en efecto, cree que Ylenia tiene toda la razón cuando se ha quejado de su dejadez como amiga. Esta confesaba en sus redes sociales que la ex de Jesulín «ni me ha llamado ni me ha escrito, hace mil años que no hablamos, que cojan un teléfono y me llamen, no es tan difícil”.

«Ylenia no tiene un problema. Cada persona somos como somos», ha recordado Belén durante la emisión de ‘Sálvame’. «Tengo que ser honesta. Creo que es de las primeras veces que no he estado a la altura como amiga. Soy consciente de ello. Es verdad que Ylenia ha querido quedar conmigo. No voy a decir que es mentira. Por el trabajo, por cosas de mi empresa… no vi el momento oportuno. En ese momento fallé a Ylenia. He hablado con ella y ella sabe que tiene mi mano y que no estuve bien ni a la altura como amiga».

«No me estoy martirizando, pero ella subió un tuit y tengo que darle la razón. Yo cuando me equivoco no me importa reconocerlo. Cuando he necesitado de mis amigas han estado. Y en este momento de Ylenia no he estado. Me siento mal, pero lo he hablado y lo que hemos hablado me lo quedo para mí y para ella», ha añadido.

«Yo nunca le había fallado»

Belén Esteban conoce bien a Ylenia y cree que las críticas que ha lanzado contra muchos de sus excompañeros de ‘Sálvame’ tienen que ver con su exposición en las plataformas digitales: «En las redes sociales no siempre se dicen cosas bonitas. Hay gente que le afecta más y hay gente que le afecta menos. A mí me da igual. Pero a Ylenia le afecta mucho. Es muy impulsiva. La conozco… Tengo que decir que yo nunca le había fallado y cuando una persona te llama para una conversación y no estás entiendo que dijera eso. Lo tengo que reconocer y lo reconozco».

Instagram

Sobre este asunto, Carlota Corredera ha manifestado que lamenta que la excolaboradora se sienta dolida con el programa. «Me da mucho coraje que se sienta poco reconocida, poco valorada. Puedes tener fragilidad, ser vulnerable, puedes tener inseguridades. Eso lo tenemos todos, pero creo que ella no ha encontrado su sitio aquí. Creo que a lo mejor no le gusta lo que hacía aquí y eso es súper respetable. Este es un programa en el que se está de manera voluntaria. Me gustaría que tuvieras una conversación con los directores. Si no te has sentido valorada o si crees que se te ha abandonado o se te ha dado de lado, está muy bien que lo hables. Pero no te quedes con la espina de esa conversación con los jefes», ha sentenciado.

Carlota Corredera, a Ylenia: «Me gustaría trabajar contigo»

«Le tengo muchísimo cariño a Ylenia», ha subrayado la de Vigo. «Hace tiempo que no tengo una conversación con ella. Si quieres una conversación y te apetece charlar, yo encantada. Nos somos amigas íntimas, pero tenemos buen rollo. A mí personalmente me pareces un animal televisivo. Si estar aquí crees que es dejar tu dignidad, no luches contra eso. Pero si crees que tienes un huevo aquí y crees que mereces una segunda oportunidad me encantaría volver a trabajar contigo. Dices que hay castas y que las compañeras no te daban tu sitio, que te dábamos poco paso. Has sentido que no te hemos dado paso, y en eso tengo mi responsabilidad. Pero creo que el día que lo contaste estabas muy cansada. A veces es mejor quejarse a llegar a estar muy cansada».