«La voy a llamar la hipócrita de la semana», ha manifestado el colaborador con cierta ironía sobre una de sus principales enemigas, Carmen Borrego.


No está siendo un tiempo fácil para Antonio David Flores. El colaborador tiene diversos frente abiertos, uno de ellos, contra Carmen Borrego. La enemistad entre ambos se remonta a años atrás, pero en las últimas semanas se ha visto agudizada como consecuencia de unas controvertidas declaraciones de la hija de María Teresa Campos sobre la inexistente relación entre Rocío Flores y Rocío Carrasco. El ex Guardia Civil ha vuelto a ser contundente, esta vez, en ‘Sábado Deluxe’. 

«Yo todavía sigo esperando el perdón de Borrego», ha reconocido. En la última semana ha sido muy crítico con Carmen durante sus intervenciones en ‘Sálvame’, sin embargo, ha querido retirar una de sus ofensas, cuando la llamó «prepotente». «La voy a llamar la hipócrita de la semana», ha manifestado con cierta ironía.

Según sus palabras ella «intenta minimizar el daño que hizo». Y es que en sus últimas declaraciones, Carmen echaba balones fuera y señalaba lo siguiente: «Yo nunca he dicho nada malo de Rocío Flores ni lo voy a decir hoy. Me voy a mantener en la línea de no hablar de ella ni mal ni bien». Añadía que nunca había intentado faltarla el respeto: «Se merece todo mi respeto».

La colaboradora no ha querido pronunciarse acerca de la relación que tiene actualmente con Rocío Carrasco y Fidel Albiac. A aquellas voces que dicen que todo esto está afectando a su amistad, ni ha confirmado ni ha desmentido: «Nunca he dicho si hablo o no con ellos, ni lo voy a hacer hoy». Ha subrayado que ella no habla en boca de nadie y solo mostró su opinión cuando dijo que su amiga nunca perdonaría a su hija.

El disgusto de Antonio David

El colaborador vivió una de sus tardes más complicadas en televisión cuando el pasado viernes presenció cómo su hija, Rocío Flores, completamente destrozada dijo: «Basta ya». La joven se mostró agotada por las últimas informaciones sobre las supuestas infidelidades de su progenitor que están afectando a su familia. El ex Guardia Civil incluso pensó en cerrar la puerta a su etapa televisiva.

«Me desgarró ver a mi hija así». Ha reconocido que recibió diversas llamadas de gente que le quiere que le apoyaron en ese momento. Después de hablar del tema con diversos compañeros cambió de opinión: «Me di cuenta que tengo gente aquí que me quiere. Me hizo en ‘click’ en la cabeza y cambié de opinión». Respecto a cómo se encuentra Olga Moreno, su mujer, que se ha visto salpicada por todo este asunto de supuestas infidelidad, ha afirmado que está «bien».