El catalán se ha alzado como vencedor del talent culinario con un menú que ha sorprendido al chef Dabiz Muñoz en la gran final.


Este martes, la novena edición de ‘MasterChef’ ha llegado a su recta final. Los cuatro finalistas del talent culinario de TVE1, Meri, Fran, Arnau y María, se enfrentaban entre ellos para hacerse con la chaquetilla y el pase al duelo final. Finalmente, el catalán y la estudiante de Fisioterapia y Medicina se batían duelo en un enfrentamiento muy reñido que puso a prueba sus nervios y su capacidad para hacer recetas de muy alto nivel. Finalmente, el ganador del concurso ha sido el concursante de Barcelona, de 32 años.

«Es inexplicable. Es un sueño. No puedo explicarlo. Es alucinante. Que todo el mundo persiga sus sueños, porque todo es posible. Es posible cambiar vidas. Hay que luchar por ello«, decía, emocionado, al saber que se iba con el premio a casa: 100.000 euros en metálico, la posibilidad de publicar un libro propio de recetas y cursar un máster en la Facultad de Ciencias Gastronómicas Basque Culinary Center.

«Quiero conseguir unir una pasión. Dejar de vender grifos. Yo trabajo en una empresa familia y al final vas detrás del sueño de otra persona. Soy el que vino aquí para cambiar su vida», decía a su paso por el programa. Y lo ha conseguido. «Este premio significa por qué he luchado», admitía, eufórico tras conocer su victoria.

Su buen hacer, su dominio de la técnica y su pasión por la cocina lo han llevado a lo más alto. No en vano, el menú que presentaba en la prueba final conquistaba por completo a Dabiz Muñoz, chef invitado a la final. Arnau preparaba un menú basado en el producto y sus raíces. De primero ha preparado una coca con crema de pimiento y caballa marinada; carpaccio de carabinero con aire de lima de plato principal y, de postre, crema catalana en textura con helado de moscatel. «Me quedo alucinado con la calidad de vuestros platos. Es la prueba de que ‘MasterChef’ es lo más… Enhorabuena a los dos. Sois unos cracks, decía el marido de Cristina Pedroche a los dos finalistas cuando presentaron sus platos estrella.

TVE 1

Al dirigirse a Arnau, Muñoz alababa su trabajo, así como uno de sus platos. De primero presentaba «Campo», una coca de recapte condimentada con crema de pimiento y caballa marinada. De segundo, sorprendía con «Bosque», un mar y montaña con carpaccio de carabinero y pichón a dos cocciones. Como postre elaboraba «Luna», una crema catalana especiada con crumble y helado de moscatel.

«Muchos cocineros quisieran tener tan claro su mensaje como tú. Me parece un plato muy rico. Felicidades», le decía Muñoz. Pepe Rodríguez lo felicitaba por todo lo alto por su plato principal: «Es un plato espectacular, un platazo. Es de restaurante serio. Es un platazo de restaurante de estrellas Michelín. ¡Una estrella ya!». Jordi Cruz no ocultaba su admiración: «Has hecho una combinación arriesgada entre pichón y carabinero. Son tan protagonistas, que era peligroso, y tú has conseguido que encajen. Buen trabajo».

«Arnau nos ha demostrado que con trabajo y con esfuerzo se consiguen los sueños», explicaba Pepe Rodríguez al dar cierre a esta novena edición. «Tengo clarísimo que lo voy a colgar en casa como símbolo del esfuerzo», confesaba el concursante. «Las cosas si se persiguen se consiguen».

TVE 1

Meri, convertida en la segunda clasificada de ‘MasterChef 9’, aceptaba su puesto satisfecha y feliz: «No ha podido ser, pero yo me siento súper orgullosa de mí. He vivido cosas tan increíbles que yo he ganado», admitía.