«Rocío Jurado se comió a Fidel porque su hija estaba enamorada. Nunca le gustó», ha contado Amador Mohedano.


Amador Mohedano lleva muchos años distanciado de su sobrina, Rocío Carrasco. La muerte de la artista y el reparto de la herencia provocaron heridas que la familia no ha conseguido cerrar. El hermano de Rocío Jurado se ha pronunciado sobre el conflicto familiar y ha puesto en el punto de mira a Fidel Albiac

Ha recordado que durante su infancia, su sobrina fue una niña «simpatiquísima y encantadora. Hasta que dejó de serlo. Alguien con mucha ambición la ha abducido». Amador ha sido demoledor con el marido de Rocío Carrasco durante su última entrevista en ‘Sábado Deluxe’ y le ha acusado de tener importantes intereses económicos: «Fidel tenía mucho interés en saber qué iba a pasar con la herencia cuando Rocío Jurado muriera».

Además, ha dicho que nunca fue del agrado de su hermana: «Rocío Jurado se comió a Fidel porque su hija estaba enamorada. Nunca le gustó». Incluso ha llegado a afirmar que este no aceptaba a los hermanos de Rocío Carrasco, José Fernando y Gloria Camila Ortega, a quienes se refería de forma despectiva según Amador.

amador mohedano

Se ha pronunciado sobre los dos hijos de Rocío Carrasco, Rocío y David Flores, y sobre el tiempo que vivían en la casa de su progenitora. Según él, ellos siempre mostraron rechazo hacia Fidel Albiac, una persona que no les gustaba. «Este es un poco agradable», le dijo un buen día David. También ha contado que cuando eran niños Fidel les castigaba constantemente.

Acerca de la inexistente relación que mantienen madre e hija, Amador ha explicado que no conoce todos los detalles sobre el incidente concreto que las separó, pero no entiende cómo pueden haber pasado ocho años en los que no han llegado a un entendimiento. En ocasiones ha podido hablar con Rocío Flores del tema, y ella siempre se ha mostrado muy sentida sin poder parar de llorar. Su consejo hacia la joven ha sido el siguiente: «Tú estate tranquila que el tiempo pone todo en su sitio».

Rocío Carrasco Fidel

Amador ha ahondado sobre un tema que continúa generando un gran interés a pesar de que hayan pasado catorce años desde que falleciera la artista: su herencia valorada en siete millones de euros. Su versión es que lo dejó todo muy atado, pero los problemas llegaron con la albacea. «Muchas veces me pregunto por qué todas las propiedades de mi sobrina están a nombre de Fidel». Ha afirmado que su sobrina mantiene una deuda con él: «Me debe dinero Rocío Carrasco». Ha indicado que por un lado le debe 72.000 euros y por otra parte el 20% de la película en memoria a su hermana.

El distanciamiento familiar

Respecto al conflicto familiar, tiene claro que si su hermana viviera la situación no sería la misma: «Si Rocío Jurado estuviera viva no permitiría que su hija estuviera lejos de su familia». Ha reconocido que Rocío Carrasco un buen día decidió apartarse del clan y desde entonces no quiso saber nada de sus tíos: «No quiere saber nada de ninguno. Ha sido mi sobrina Rocío Carrasco la que ha decidido apartarse de la familia».

Amador nunca creyó que la familia se viera en esta tesitura: «Nunca se hubiese imaginado llegar a esto». Y reconocía que su hermana era una persona muy familiar que adoraba estar cerca de los suyos. «Mi hermana era feliz de verdad estando en casa durante una comida con todos nosotros», ha confesado.

Asimismo, ha explicado que en el testamento había una parte que iba para sus nietos, pero que la anuló finalmente por el enfrentamiento que mantenía Rocío Carrasco con Antonio David Flores. También ha señalado que Rocío Carrasco insultó a la familia ante el notario cuando no quisieron firmar el testamento porque no estaban de acuerdo con la albacea sobre la tasación de las fincas: «Llamó sinvergüenza a su tía Gloria».

Se pronuncia sobre la familia Campos

Rocío Carrasco mantiene una relación muy estrecha con el clan Campos a quien considera, incluso, parte de su familia. Cuando Amador escucha que se refiera a ellas como su  familia, no le gusta: «Es horrible escuchar a mi sobrina decir que María Teresa Campos es como su segunda madre». Reconocía que nunca había visto al clan Campos en casa de su hermana ni para tomarse un café.

Para concluir la entrevista, Amador ha confirmado que no mantiene ningún tipo de relación con su exmujer, Rosa Benito, hacia quien siempre tiene palabras de elogio.